Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (© WFP/Oscar Duarte)

Antillas: Prepararse para la temporada de huracanes en el Atlántico

El arzobispo de Nassau, en Bahamas, pide a los fieles estar preparados para la emergencia y rezar para que Dios calme las tormentas y convierta el temor en alabanza

Alina Tufani – Vatican News

Con el mes de junio, se inicia la temporada de huracanes en el Atlántico y por segundo año consecutivo se suma a la ya difícil situación creada por la pandemia de Covid-19. Esta la motivación del mensaje de monseñor Patrick Christopher Pinder, arzobispo de Nassau, Bahamas, en la Antillas caribeñas que pide a los fieles prepararse con anticipación a la emergencia.

El prelado antillano advierte que, por séptimo año, la temporada oficial de huracanes, que comienza el 1 de junio, se ha anticipado. En efecto, a mediados de mayo ha iniciado con fuertes tormentas tropicales, tal como en 2020, que fue una de las temporadas de huracanes más desafiantes de los últimos 40 años. Monseñor Pinder recuerda, además que las islas de Abaco y Gran Bahamas están todavía recuperándose del impacto devastador del huracán Dorian, el 1 de septiembre de 2019.

Medidas a tomar para estar preparados

“No sólo nos tenemos que preparar, sino que debemos respetar los protocolos de prevención impuestos por la pandemia”, afirma el arzobispo que enumera en 4 puntos las medidas a tomar para estar preparados.

En primer lugar, recomienda tener a la mano comidas enlatadas, agua potable para beber, así como medicinas suficientes para al menos una semana, linternas, baterías, una radio de transistores, abrelatas manual y un kit de primeros auxilios.

Seguidamente, sugiere revisar la disponibilidad en sus hogares de las contraventanas contra huracanes y las herramientas necesarias para colocarlas, así como tener un plan de evacuación definido en caso de inundaciones o vientos fuertes.

El arzobispo propone a las personas que consideran que la estructura de sus habitaciones no es lo suficientemente sólida que planifiquen las posibilidades de refugio o acogida en casa de parientes o amigos cuyas habitaciones sean más seguras.

Asimismo, monseñor Pinder recuerda que para los refugios designados por zona es necesario buscar con anticipación el más cercano y adecuado y no olvidar que deben llevar consigo las provisiones necesarias para su estancia. Además, dirigirse a los refugios antes de que las condiciones climáticas representen un peligro para quienes se encuentre a la intemperie.  Y añade:

“Este es un ejercicio anual para nosotros, pero no podemos minimizar la importancia de estar preparados si un huracán realmente toca tierra en nuestras costas o no. Nunca debemos arriesgarnos a ser atrapados desprevenidos”

Pedir a Dios que calme las tormentas

El arzobispo de Nassau, al final de su mensaje, invita a los fieles a rezar y les propone una oración para pedir a Dios que “calme las tormentas que nos amenazan y convierta nuestro temor en alabanza de tu bondad”.

05 junio 2021, 15:08