Buscar

Vatican News
Tapachula, imagen de archivo Tapachula, imagen de archivo 

Obispos de México: Es tiempo de escuchar a los maestros

En el Día Nacional del Maestro, celebrado el 15 de mayo, fiesta de San Juan Bautista de La Salle, el episcopado mexicano llama a privilegiar la atención hacia quienes tienen en sus manos la formación de las futuras generaciones

Alina Tufani – Vatican News

“Hoy, requerimos educar para formar ciudadanos corresponsables, capaces de participar en la construcción de un desarrollo humano, integral, solidario y sustentable para todos”. Así lo expresan los obispos mexicanos en un mensaje con motivo del Día Nacional del Maestro que se celebra cada año, el 15 de mayo, fiesta de San Juan Bautista de La Salle. 

“Maestro: constructor de esperanza, formados de corresponsabilidad y paz”

Así se titula el mensaje de la Conferencia episcopal mexicana (CEM) a los maestros a quienes expresan  gratitud y reconocimiento, por su trabajo esforzado, su vocación asumida y su entrega constante. 

Escuchar a los maestros

“Es tiempo de escuchar a los maestros; no se puede obviar su palabra”, afirman los obispos al recordar que ellos son la figura central del servicio que presta cualquier escuela, están en contacto directo con la realidad, especialmente con todos los agentes del proceso educativo, empezando por los padres y madres de familia.

Exhortación al Estado Mexicano

En este contexto, el episcopado exhorta al Estado Mexicano a fomentar políticas públicas destinadas a “privilegiar la atención hacia quienes tienen en sus manos la formación de las futuras generaciones, sin escatimar esfuerzo alguno, en un marco democrático e institucional, de forma transparente y propiciando las mejores condiciones laborales y económicas“. Enfatizan también la necesidad  de impulsar y promover  el desarrollo de las nuevas herramientas pedagógicas y tecnológicas que los maestros necesitan en la realización de su misión.

El desafío de la pandemia

La pandemia de COVID-19 que ha significado un “enorme desafío” para la continuación de la formación de los estudiantes, no sólo para el aprendizaje sino también para acompañamiento psicosocial, ha revelado también – dicen los obispos – la “enorme brecha de desigualdad que existe en cuanto a personal, instalaciones y herramientas tecnológicas suficientes para la labor educativa”.

“Es, pues, crucial que todos colaboremos para dignificar las condiciones del ámbito educativo nacional”

Lo subraya el episcopado al considerar urgente que, en las circunstancias planteadas por la pandemia, se promueva una acción educativa “bidireccional”, es decir, presencial en la medida de los posible y virtual, para entrar en comunicación con los alumnos. En particular, los obispos insisten en la necesidad de proteger la salud de los maestros, pero también de ofrecerles los instrumentos necesarios para llevar adelante su trabajo. Además el episcopado reitera:

“Los maestros necesitan más que vacunas, que son sólo un punto de partida. Necesitan formación para acompañar la situación emocional y apuntalar el carácter de sus alumnos. Contar con los elementos para poder conducir el aprendizaje tanto en presencia como a distancia en forma simultánea, requieren de la comprensión y mutuo respeto de la autoridad, las familias y toda la sociedad”

Educar para una Nueva Sociedad

Por último, el mensaje se refiere al documento  de la CEM “Educar para una Nueva Sociedad” en el cual los obispos afirman que “la educación es comunicación y crecimiento personal que se convierte en cultura, es decir, cultivo de todo aquello que propicia el desarrollo del ser humano con el fin de alcanzar la madurez racional y afectiva que le permita vivir en libertad y con responsabilidad”.

17 mayo 2021, 15:43