Buscar

Vatican News
Crisis en Colombia. Los obispos reiteran su llamado al diálogo Crisis en Colombia. Los obispos reiteran su llamado al diálogo  (AFP or licensors)

Colombia. Obispos: se atiendan las legítimas demandas de los ciudadanos

Un diálogo en el que haya escucha, encuentro y compromiso con los otros, es el escenario propio para atender a las legítimas demandas de todos los ciudadanos y para avanzar hacia la reconciliación y la paz. Lo afirma la Conferencia Episcopal Colombiana reiterando que “la violencia, con sus múltiples formas y expresiones, provenga de donde provenga, no soluciona nada y produce sufrimiento y muerte”.

Los obispos colombianos se manifestaron una vez más en favor de un diálogo “en el que haya escucha, encuentro y compromiso con los otros” como “escenario propio” para atender “las legítimas demandas de todos los ciudadanos y para avanzar hacia la reconciliación y la paz”. Lo hicieron este domingo 16 de mayo, a pocas horas de darse el inicio a las negociaciones – el mismo domingo - entre el Gobierno Nacional y el Comité Nacional del Paro, con un comunicado firmado por Mons. Óscar Urbino Ortega, Arzobispo de Villavicencio Presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Ricardo Tobón Restrepo Arzobispo de Medellín, Vicepresidente, y por Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero Obispo de Santa Rosa de Osos Secretario General.

En el difícil y complejo momento que vive el país, los prelados de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y la Organización de Naciones Unidas (ONU), reafirmon su compromiso de acompañar a las partes “con el ánimo de facilitar el proceso de diálogo”. Con fuerza insistieron en que “la violencia, con sus múltiples formas y expresiones, provenga de donde provenga, no soluciona nada y produce sufrimiento y muerte”. Asimismo, manifestaron su cercanía y solidaridad “a los hermanos de Cali y Popayán, así como de otras poblaciones de los departamentos del Valle del Cauca y del Cauca”, por las dolorosas situaciones que vivieron en los últimos días. 

Finalmente el episcopado hace un llamado a mantener la esperanza, que “mueve a pedir el don de la reconciliación y sostiene nuestra responsabilidad de ser artesanos de la paz”, e invitan a la comunidad católica para que en estos días de preparación para la Solemnidad de Pentecostés, se pida la asistencia del Espíritu Santo para que “ilumine los diálogos y negociaciones”, “se persevere en ellos a pesar de los escollos que seguramente se interpondrán”, y se tomen “decisiones acertadas” para arrancar las raíces de la violencia, lograr el bien común y promover el desarrollo integral de la nación. 

17 mayo 2021, 14:31