Buscar

Vatican News

Venezuela, laicos: "No supeditar las vacunas a negociaciones e intereses políticos"

La urgencia de un plan de vacunación inmediato, cuando están en juego millones de vidas amenazadas por la pandemia de Covid-19, la Comisión episcopal de laicos se hace eco del llamado de los obispos venezolanos al gobierno y a las autoridades para que garanticen el derecho a la salud y la vida de todos.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

“En un momento tan crítico, en el que se pierden muchas vidas a causa de esta pandemia, precedida  de una severa crisis que ya venía causando miseria y dolor en nuestra gente, no es exagerado pedir a las naciones hermanas y del mundo entero, con sus organismos internacionales respectivos, dirigir su mirada a esta grey que hoy los necesita”. Esta es solo uno de los puntos que enumera la Comisión episcopal de laicos y ministerios (COLAMI) de la Conferencia episcopal venezolana (CEV) en un comunicado que, haciéndose eco de los reclamos de los obispos, pide con urgencia un plan nacional de vacunación anti- covid.

“A Venezuela le URGE un Plan de Vacunación a la brevedad posible. La llegada de vacunas no puede supeditarse a negociaciones, ni conveniencias e intereses políticos. Se trata de la vida de millones de venezolanos lo que está en juego”, se lee en la nota, que recuerda la responsabilidad del Estado de garantizar el  derecho a la vida y a la salud de sus ciudadanos.  

Aumento de los contagios y muertes

Polémicas y tensiones rodean desde hace meses la adquisición y distribución de las vacunas en Venezuela, que aún no ha puesto en marcha un plan masivo de vacunación, a diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos. El gobierno y la oposición siguen enfrascados en diatribas sobre los recursos financieros, las instancias, las negociaciones y los tipos de vacuna, dando largas a un proceso sanitario, hoy más que nunca prioritario ante el galopante aumento de contagios y muertes a causa de la pandemia.

 

Entre los ocho puntos planteados por la COLAMI destaca la petición de un plan de vacunación que no solo sea  “transparente y confiable” sino también que las vacunas tengan una “reconocida procedencia, que hayan concluido su proceso de pruebas y que estén debidamente aprobadas por los organismos internacionales; no en etapas de pruebas o experimentales”.

Evitar la discriminación

En este sentido, cabe destacar que luego de la participación de Venezuela, en octubre de 2020, en la experimentación de la vacuna rusa “Sputnik V”, ahora, el gobierno ha dado la disponibilidad para la experimentación de las vacunas cubanas “Soberana 2” y “Abdala”. Pero además no se ha dado a conocer que precisión los criterios de distribución de las cerca de 750 mil vacunas que han llegado al país.

“Evitar las prácticas discriminatorias en todos los sentidos, desde los juicios a priori, como todos aquellos gestos que etiquetan a los enfermos y convalecientes”, exige la comisión al recordar que “la empatía y la compasión deben marcar la vida de nuestro pueblo en estos momentos en los que asumimos nuestra fragilidad humana”.

El comunicado destaca la necesidad de permitir el ingreso de vacunas para la población susceptible y de alto riesgo, como el personal sanitario, tanto de centros públicos y privados y a la brevedad posible. Pide también la unión de esfuerzos de todos los actores de la sociedad, incluso los organismos privados,  involucrados en el proceso de cuidados, implementación de medidas y acceso a todos los insumos que sean necesarios. Y exhorta a la población a  respetar, cumplir y hacer cumplir las normas y medidas sanitarias de protección. 

No aprovecharse de las circunstancias

“Nadie está exento de sufrir este virus y sus consecuencias, aun cuando hay casos asintomáticos. Por eso, el llamado es a ayudar de la manera en que nos sea posible, desde nuestra condición de hermanos. No permitamos el aprovechamiento de las circunstancias por las que atraviesan muchos, por parte de quienes solo quieren obtener ganancias a costa del dolor y la urgencia de otros”, advierte la nota.

Por último, la Comisión episcopal de laicos y ministerios invita a vivir “este tiempo como un desierto, como un tiempo de soledad”, a ser pacientes y obedientes, a confiar en Dios que “no nos abandonará” y a orar con insistencia a la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela y al próximo beato Dr. José Gregorio Hernández,  por el bien de todos.

13 abril 2021, 17:46