Buscar

Vatican News
Plenaria de los obispos mexicanos. (Foto de archivo) Plenaria de los obispos mexicanos. (Foto de archivo) 

México. Obispos llaman a la unidad y a no perder el tiempo en descalificaciones

“Urge colaborar juntos en la búsqueda de soluciones para enfrentar la emergencia”, es el llamado que hacen los obispos al finalizar la CX Asamblea Plenaria del Episcopado y publicado el 15 de abril.

Ciudad del Vaticano

“Urge colaborar juntos en la búsqueda de soluciones para enfrentar la emergencia sanitaria, familiar, educativa, económica y de seguridad. ¡No hay tiempo para divisiones ni descalificaciones! Hemos de aprender a dejar nuestros intereses egoístas, individuales o partidistas, para alcanzar un diálogo por el bien de todos los mexicanos”. Este fue el llamado de los Obispos al finalizar la CX Asamblea Plenaria del Episcopado efectuada muy cerca de la conmemoración del bicentenario de la Independencia.

En su mensaje al pueblo de Dios los Obispos advirtieron sobre la urgencia de colaborar juntos en la búsqueda de soluciones que permitan enfrentar la emergencia sanitaria, familiar, educativa, económica y de seguridad que vive el país en este momento. La exhortación está dirigida al pueblo de Dios, es decir, a todos los mexicanos, porque cada uno desde su rol tiene una responsabilidad con la patria.

Evitar la polarización

En el caso de las autoridades ya sea quienes actualmente tienen funciones como parte del gobierno o aspiran a lograrlo próximamente, la invitación es a reflexionar sobre el papel fundamental que tienen en la promoción de los acuerdos que pueden contribuir a la superación de la crisis.

Los obispos recordaron que “La recuperación del país se vuelve más compleja al encontrarnos en un período electoral que distrae la atención de los gobernantes y entorpece la aplicación de medidas que den respuesta a las necesidades urgentes del país: vemos con preocupación la creciente polarización de los discursos políticos; el alarmante índice de candidatos asesinados; regiones enteras bajo el yugo del crimen organizado; el maltrato a los migrantes y la militarización de las fronteras”. Igualmente consideran inaceptables aquellas iniciativas cuyas propuestas atentan deliberadamente contra la dignidad humana o la preservación del medio ambiente.

El voto responsable

Dirigiéndose a sus compatriotas la invitación de la Iglesia es a ejercer su derecho al voto. En tal sentido, sugieren que adelanten los procesos necesarios para informarse sobre las personas que aspiran a los diferentes cargos públicos, evaluando sus propuestas e implicaciones, porque solo así el voto será expresión de la libertad, el análisis crítico y la conciencia de cada uno que ha de estar en plena coherencia con los valores humanos y cristianos.

Otra de las recomendaciones de los Obispos es a evitar la complicidad en campañas de desinformación, el apoyar a candidatos cuya opción no sea por la defensa de la vida, el matrimonio, la dignidad humana y la libertad religiosa, además de cuidar la tendencia al apasionamiento extremo por las ideologías que puede afectar los lazos familiares o sociales. “No nos dejemos comprar por dádivas o condicionar por amenazas de ningún tipo, nuestro voto ha de ser libre y soberano “, advierten.

La persona como centro de la actividad productiva

Por otra parte, reconocen el papel fundamental de los empresarios y responsables del desarrollo económico, respecto a temas como la generación de empleos. En esta línea les invitan a no olvidar que el valor de la persona y el bien común deben la prioridad de su actividad productiva. Sus acciones deben desarrollarse en el marco de una política sustentable y preocupada por el cuidado de nuestra casa común porque la recuperación de un mercado perdido no puedo alejarlos de un compromiso social orientado a la reconstrucción del país.

Todos son importantes

Así los Obispos mexicanos dedicaron una palabra de aliento para los diferentes grupos sociales que en este momento de la historia están convocados a contribuir a la construcción del futuro del país. Al personal sanitario; el agradecimiento es por su servicio durante la pandemia recordando su actividad constante y centrada en el servicio con amor. De la misma forma extendieron su felicitación para los maestros, servidores generosos esforzados y creativos a quienes exhortaron a mantener el quehacer educativo, libre de la influencia de las ideologías que atentan contra los valores de la cultura mexicana. Igualmente hablaron a los agentes de pastoral, sacerdotes, religiosos y laicos a quienes agradecieron su testimonio y compromiso siendo cercanos al pueblo de Dios en los tiempos difíciles. A ellos les aseguran su oración para que sea Dios quien les dé su mejor recompensa.

Finalmente, los obispos invitaron a los mexicanos a sumar esfuerzos para trabajar unidos no en aras de promover un nacionalismo que excluya al otro, sino por la unidad pluricultural donde la búsqueda de la unidad sea lo primero y esté fundamentada en el encuentro con Jesucristo y Santa María de Guadalupe.

 

16 abril 2021, 16:11