Buscar

Vatican News
Ecuatoreños reaccionan mientras esperan los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, en Quito, Ecuador el 11 de abril de 2021 Ecuatoreños reaccionan mientras esperan los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, en Quito, Ecuador el 11 de abril de 2021 

Ecuador. Elecciones 2021: Obispos llaman a superar fanatismos ideológicos

Tras la victoria de Guillermo Lasso a la presidencia de Ecuador, el episcopado llama a respetar la democracia y al que piensa diferente, a cumplir las promesas electorales y a no imponer modelos políticos importados.

Alina Tufani - Vatican News

“La campaña quedó atrás. ¡Es la hora de Ecuador! Es la exclamación que abre el mensaje de la Conferencia Episcopal de Ecuador, luego del anuncio, ayer domingo, de la victoria electoral de Guillermo Lasso, candidato de la alianza conservadora CREO-PSC, con un 52,50 por ciento de los votos sobre su rival alianza izquierdista Unión Por la Esperanza (UNES) Andrés Arauz, con casi el 98 por ciento de las actas escrutadas.

Precisamente las autoridades electorales son las primeras llamadas por los obispos a garantizar la transparencia y veracidad de los resultados, teniendo en cuenta las irregularidades de la primera vuelta. “Esperar y aceptar las resultados oficiales”, aun en procesamiento, es la segunda exhortación del episcopado, además de recordar el compromiso político de escuchar las “aspiraciones del pueblo”, estar cercanos a sus necesidades, especialmente de los más vulnerables, y aportar las mejores soluciones.

De no ser así, advierte, “se corre el riesgo de reproducir modelos sociales, políticos, económicos y culturales que nacieron en otros contextos históricos o en sociedades diferentes”. Una clara referencia a las corrientes políticas que imperan en países vecinos como Venezuela y Bolivia, entre otros, y que fueron seguidas, en su momento por el expresidente Rafael Correa y su sucesor, Lenín Moreno.

“Nuestro llamado es a superar los fanatismos ideológicos y las posiciones extremistas; a gobernar con sabiduría, a legislar con justicia y a fiscalizar con transparencia”, enfatiza el comunicado de la CEC. Y agrega: “que nadie se arrogue el derecho de pensar y decidir por el otro”

En este contexto, el episcopado pone de relieve la necesidad de hacer primar el respeto al que piensa diferente, sin imposiciones y a través de un “diálogo que, en el sistema democrático, es imprescindible para garantizar la credibilidad de las autoridades y la confianza de los ciudadanos”. En otras palabras, los obispos ecuatorianos exhortan al nuevo gobierno a asumir el poder como “un servicio” a la comunidad y no como “instrumento” para dominar, adquirir prestigio o privilegios personales o partidistas.

“Los pobres no son objetos ni medios para conquistar el poder y perpetuarse en él, sino sujetos de su propia historia”, apunta el comunicado.

Una historia que se construye con el respeto de los derechos humanos, comenzando por “el derecho a la vida en todas sus expresiones”, el derecho a la “libertad individual, social política y religiosa”, el derecho a la educación, a la salud, al trabajo, y en particular, el reconocimiento y promoción de los derechos de la mujer y su contribución a la sociedad.

Como corolario, los obispos reivindican su derecho a” levantar nuestra voz profética para denunciar el olvido de los débiles”, al tiempo que piden al Señor que conceda a todos sabiduría y fuerza para juntos construir un Ecuador inspirado y sostenido por los valores de la Unidad, fraternidad, reconciliación, justicia y solidaridad.

Con casi el 50 por ciento de participaión de los cerca de 13 millones de electores  llamados a las urnas en Ecuador,  se realizó, ayer, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, bajo rigurosas medidas de bioseguridad a causa de la pandemia de Covid-19. Los comicios se cumplieron en absoluta normalidad, a diferencia de la primera vuelta, del pasado 7 de febrero, cuando se registraron todo tipo de incidencias.

El 24 de mayo próximo, el presidente electo, el ex banquero Guillermo Lasso asumirá el poder, luego de sus dos derrotas electorales, la primera como rival de Correa en 2013, y la segunda contra Lenín Moreno en 2017. La alianza conservadora del Movimiento Creando Oportunidades (CREO) con el Partido Social Cristiano, sin duda dio los resultados esperados para las presidenciales, sin embargo, sus logros dependerán de una Asamblea Nacional discrepante, pues ambos partidos se adjudicaron solo 31 de los 137 escaños.

12 abril 2021, 12:12