Buscar

Vatican News

Cárcel, reclusos de Paliano: Pascua, luz hacia la libertad

Los huéspedes de la Casa de reclusión de Paliano donan un cirio pascual al Papa. La obra fue entregada por el Inspector de los Capellanes de las cárceles de Italia, el Padre Raffaele Grimaldi, y por la Directora del Instituto, Anna Angeletti

Davide Dionisi – Ciudad del Vaticano

Las manos que trabajaron son las mismas que hicieron la Cruz de la Misericordia, el icono peregrino que está haciendo una parada en todas las cárceles italianas. Los creadores del cirio pascual entregado al Papa Francisco fueron los reclusos de la Casa de Prisión de Paliano, en la provincia de Frosinone, una institución bien conocida por el Pontífice donde, el 13 de abril de 2017, celebró la misa in Coena Domini.

La visita del Papa en 2017

La antigua fortaleza de la familia Colonna es realmente un lugar especial si se piensa que ya eventos extraordinarios como el de hace cuatro años, han caracterizado las actividades del Instituto. Empezando por la gran Cruz de madera, que San Juan Pablo II decidió confiar a los chicos del Centro Juvenil Internacional San Lorenzo de Roma. Fue llevada a hombros por los chicos desde el patio de armas hasta la capilla de la prisión. Paliano fue también una etapa en la peregrinación de Nuestra Señora del Santuario de Fátima y, siempre dentro de sus murallas, se vivió con gran intensidad el Jubileo de la Misericordia. Tanto es así que en el taller de artesanía se construyó la "Cruz de la Misericordia", obra de los artesanos huéspedes que quisieron enviar su mensaje de solidaridad y de cercanía a todos los presos italianos que padecen sus mismos sufrimientos. Y luego los numerosos encuentros de oración y reflexiones sobre la Palabra de Dios e incluso un ciclo de emisiones de Radio Vaticano titulado "El Evangelio dentro".

Nuestros cirios por todos los detenidos

Los signos de aquella visita del Papa siguen siendo visibles hoy en día y quienes vivieron aquellos momentos han continuado a lo largo del tiempo respondiendo concretamente a los llamamientos que Francisco hizo en aquella ocasión. "El cirio es un testimonio más de ello", comentó el Padre  Raffaele Grimaldi, Inspector de los capellanes de las cárceles italianas, que junto con la Directora de la prisión, Anna Angeletti, se lo entregó al Papa en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico.

“El objetivo es que las obras lleguen a todos los Institutos. Hasta la fecha, cien prisiones han recibido ya nuestro don. Al mismo tiempo quisimos llevarle personalmente al Papa Francisco el cirio de los chicos para que lo colocara en su capilla de Santa Marta, como recuerdo de aquel extraordinario acontecimiento que, junto a él, vivimos en Paliano”

"La luz de la libertad"

El cirio pascual, cuya luz es "símbolo de Cristo resucitado para disipar las tinieblas del mundo", se realizó en el marco del proyecto "La luz de la libertad", y es el primero de una larga serie. El taller, equipado en muy poco tiempo, trabajará a pleno ritmo para hacer llegar las obras a los capellanes de toda Italia. Una sala que no se utilizaba desde hacía años se ha convertido en la cerería donde los chicos han aprendido este antiguo arte", explica la Directora. "Gracias a las enseñanzas de un maestro, fueron capaces de comprometerse, a pesar de las dificultades debidas al Covid, manteniendo las distancias de seguridad y garantizando un producto de óptima factura. Me ha sorprendido la participación de tantos huéspedes que, superando el escepticismo inicial, se han unido convencidos mostrando su voluntad de continuar".

Otra prisión es posible

En el Instituto penitenciario de Paliano, una cárcel que sólo alberga a unos setenta colaboradores de la justicia, los presos son ante todo personas y la consigna para quienes trabajan junto a ellos es una sola: el respeto a quienes tienen dificultades. "Si ustedes pueden dar ayuda, hacer un servicio aquí, en la cárcel, al compañero, o a la compañera, háganlo. Porque esto es amor", es la invitación que el Papa Francisco dirigió a los jóvenes durante su visita. Las respuestas siguen llegando, atestiguando que incluso cuando se está "confinado" es posible un camino virtuoso.

03 abril 2021, 14:15