Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo  (ANSA)

Argentina. Neuquén. La Iglesia advierte de un clima social explosivo

La Diócesis de Neuquén celebra el 60° Aniversario de su creación. En esta ocasión, monseñor Fernando Croxatto envió una carta en la que expuso la difícil realidad que vive la población y pidió a las autoridades provinciales que abran el diálogo para que se pueda encontrar una solución a los conflictos

Anna Poce – Ciudad del Vaticano

Con motivo del 60º aniversario de la creación de la diócesis de Neuquén, celebrado el pasado 10 de abril, la Iglesia, en una carta dirigida a la comunidad y firmada por el obispo, monseñor Fernando Croxatto, y por las distintas pastorales de la diócesis, expuso la difícil realidad que vive la población y pidió a las autoridades provinciales que abran el diálogo para que se pueda encontrar una solución a los conflictos de manera consensuada, pacífica, razonable, justa y duradera.

La carta señala que la actual conflictividad social impone un malestar cada vez más preocupante y que, tras un año de pandemia, se habla de una realidad provincial y nacional muy preocupante, que llama a implicarse a todos, señalando las situaciones injustas. 

La Iglesia en Neuquén habla de un clima social explosivo generado por las deficiencias de la sanidad pública, sometida a esfuerzos sobrehumanos en este tiempo de pandemia, por el creciente número de personas sin techo, por los miles de niños que no han ido nunca a la escuela en el último año; por la falta de conectividad en el país, por el creciente desempleo, por la falta de acción concreta del Estado en la protección del medio ambiente; y por el aumento del coste de la vida: subida de los precios de los alquileres, de los alimentos y del combustible.   

Por ello, ante la gravedad de todas estas situaciones, se advierte de la gravedad de las consecuencias si las decisiones no se toman y ejecutan con responsabilidad, verdad, transparencia, verdadera voluntad de diálogo, con justicia y prontitud por parte de los gobernantes, que son "los primeros y últimos responsables de garantizar el cumplimiento de todos los derechos".

Por lo tanto, es muy preocupante que no haya una respuesta adecuada por parte de las autoridades a esta dramática situación que debe ser abordada. El hecho de que, según la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos de la Provincia de Neuquén, el 40,4% de la población sea pobre (32,1% de las familias) y el 12,3% indigente (8,2% de las familias), refleja que algo no está funcionando en las políticas públicas y que éstas no son capaces de responder a las necesidades de la población, alejándolas de "ese reino de justicia, equidad, paz y amor al que nos desafía el Evangelio de Cristo".

La carta concluye recordando cómo el compromiso con el bien común requiere convicción y sacrificio personal y comunitario, sobre todo por parte de quienes tienen la posibilidad, los medios, los recursos y las estructuras para encontrar soluciones reales. También pide a las autoridades que negocien y luego desarrollen canales concretos para la paz, además de exhortarles a que ayuden a sostener la esperanza que, como afirmó el Papa, es audaz, sabe mirar más allá de la comodidad personal, de las pequeñas seguridades y compensaciones que estrechan el horizonte, para abrirse a los grandes ideales que hacen la vida más bella y digna.

14 abril 2021, 12:39