Buscar

Vatican News
Niño en Mozambique. Niño en Mozambique.  

Grave situación humanitaria en Mozambique: terrorismo, Covid-19 y cólera

Mozambique necesita ayuda. El terrorismo, Covid-19 y el cólera siguen sembrando la muerte. Ayuda a la Iglesia Necesitada destina 160.000 euros en apoyo a sacerdotes y monjas para distribuir alimentos y ayuda a los desplazados.

Tiziana Campisi - Ciudad del Vaticano

"Casi semanalmente, Ayuda a la Iglesia Necesitada recibe nueva información sobre los horrores que están ocurriendo. El país es el escenario de una catástrofe humanitaria tras otra, que la opinión pública ignora en gran medida", afirma Ulrich Kny, responsable de proyectos de AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada) en Mozambique. A pesar de la ayuda internacional, hay una grave escasez de alimentos y muchas personas pasan hambre. Para ello, Ayuda a la Iglesia Necesitada ha destinado 160.000 euros. Gracias a este apoyo, los sacerdotes y las monjas pueden distribuir alimentos a los refugiados", dice Ulrich Kny, "otro proyecto está dedicado a las consecuencias psico-sociales de los desplazados, la mayoría de los cuales están gravemente traumatizados debido al indecible sufrimiento causado por el terror y la huida. Hasta la fecha, más de 120 asistentes pastorales y voluntarios han recibido formación psicológica en Pemba".

Desde 2017, Mozambique ha sido objeto de atentados yihadistas. No se conocen los objetivos de las unidades terroristas; los observadores creen que detrás de ellas hay intereses económicos, políticos y religiosos. El 10 de marzo, informa AIN, el gobierno estadounidense clasificó a estas unidades como una rama del autodenominado Estado Islámico y, por tanto, una organización terrorista, imponiendo sanciones. Pero como son grupos desconocidos, se considera poco probable que las sanciones surtan efecto. Según los medios de comunicación estadounidenses, los testigos presenciales informan de decapitaciones masivas y de una violencia inimaginable contra los civiles. Y mientras el terrorismo yihadista avanza en la frontera con Tanzania, aumentan los refugiados y los contagios de Covid-19. "Si las consecuencias de la primera oleada no eran preocupantes, el número de infectados ha aumentado considerablemente desde enero de este año", afirma Ulrich Kny, "el elevado número de muertes es preocupante". Además, dadas las catastróficas condiciones de higiene en los campos de refugiados, donde no hay acceso al agua potable, la epidemia de cólera sigue extendiéndose".

Miles de personas que huyeron del norte del país han encontrado refugio en la capital provincial de Cabo Delgado y en los municipios vecinos. Según la ONU, a finales del año pasado había unos 670.000 desplazados. Nueve de los 17 distritos de la provincia de Cabo Delgado han sido atacados y tanto los cristianos como los musulmanes están afectados, dice la hermana Aparecida Ramos Queiroz, responsable de la coordinación de los proyectos de la AIN en la diócesis de Pemba. Sin embargo, es la Iglesia la que sufre las mayores consecuencias: varias iglesias han sido destruidas, 6 de las 23 parroquias de la diócesis de Pemba han sido abandonadas, hay mucha inseguridad y la mayoría de los creyentes han huido. A pesar de ello, los sacerdotes y las religiosas siguen atendiendo a las personas que quedan. Ulrich Kny explica que el gobierno está comenzando a trasladar a los refugiados de Pemba a otros lugares, que muchos piden hospitalidad con otras familias, mientras que otros se encuentran en nuevos campos de refugiados.

Sacerdotes y religiosos de las zonas donde se producen los enfrentamientos han huido junto con sus fieles y tratan de seguir apoyando a los refugiados con el apoyo de la Iglesia local. AIN también financia la ayuda a la subsistencia de sacerdotes y monjas en Mozambique, la formación de seminaristas y religiosas, la ampliación de las infraestructuras de la Iglesia y otros proyectos. "La Iglesia de Mozambique es un ancla de esperanza y caridad en un océano de sufrimiento y violencia", concluye Ulrich Kny, "por eso este país es una prioridad para nosotros. Sea lo que sea, toda ayuda alivia el sufrimiento de la gente".

 

20 marzo 2021, 13:00