Buscar

Vatican News
 Mujeres transportan bolsas de carbón vegetal en el distrito de Tara Tara de Matuge, en el norte de Mozambique. Mujeres transportan bolsas de carbón vegetal en el distrito de Tara Tara de Matuge, en el norte de Mozambique.  (AFP or licensors)

Ayuda a la Iglesia Necesitada: Campaña de Cuaresma 2021 dedicada a África

La fundación de derecho pontificio está promoviendo cinco iniciativas, en las cinco semanas que preceden a la Semana Santa, en favor de los cristianos perseguidos en África. Los proyectos se focalizarán comunidades cristianas de Burkina Faso, Mozambique, Mauritania y Nigeria.

Tiziana Campisi – Ciudad del Vaticanco

La campaña de esta semana de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) para la Cuaresma está dedicada a las religiosas de la diócesis de Fada N'Gourma, en Burkina Faso. La fundación de derecho pontificio está promoviendo cinco iniciativas, en las cinco semanas que preceden a la Semana Santa, en favor de los cristianos perseguidos en África y en esta tercera semana de Cuaresma quiere apoyar, en particular, a las 36 religiosas de varias congregaciones que en Fada N'Gourma se ocupan de miles de cristianos perseguidos por los extremistas islámicos. Las hermanas visitan a las familias todos los días, apoyando sobre todo a las madres, tratando de asegurar las medicinas para los enfermos y sin olvidar la catequesis para los niños.

En las últimas semanas, ACS ha centrado su atención en las familias cristianas desplazadas en Cabo Delgado, Mozambique, donde en los últimos meses la situación de los cristianos se ha vuelto dramática debido a la espiral de violencia desencadenada por los extremistas islámicos. Más de 500.000 personas han buscado refugio en el territorio de la diócesis de Pemba, que es más seguro. Las heridas que hay que curar son muchas, destaca ACN, desde la pérdida de seres queridos hasta el haber tenido que abandonarlo todo para salvarse.

La ayuda de la fundación pontificia apoyará a los sacerdotes y religiosos no sólo con el consuelo de la fe, sino también con alimentos y medicinas. En la segunda semana de Cuaresma, ACN presentó la realidad de la vasta región del Sahel, siempre en Burkina Faso, donde hay miles de cristianos víctimas de la violencia de los extremistas islámicos y los sacerdotes, llamados a ejercer su ministerio pastoral, son el único punto de referencia para los creyentes. La "Fraternidad sacerdotal de los curas africanos" organiza reuniones periódicas en las que los sacerdotes pueden encontrar energía espiritual, y es este proyecto el que ACN quiere apoyar.

La cuarta semana de Cuaresma se centrará en Mauritania y en las religiosas que, a pesar de vivir en una realidad casi totalmente islámica, mantienen viva la llama de la caridad, trabajando en las aldeas junto a madres, niños, ancianos y enfermos.

Por último, en la quinta semana de Cuaresma, Ayuda a la Iglesia Necesitada quiere promover la reconstrucción de la Iglesia de San Pedro en Bauchi, Nigeria. En la ciudad, los católicos son apenas un 3% y son las primeras víctimas del terrorismo de Boko Haram, que para acabar con la resistencia de las pequeñas comunidades cristianas ataca también los lugares de culto. Los fieles, sin embargo, no quieren renunciar a reconstruir las iglesias destruidas y este deseo anima también a los feligreses de la iglesia de San Pedro, arrasada en un atentado en 2018. Quieren volver a tener un lugar donde celebrar la Santa Misa, los bautizos, las bodas y los funerales, pero la pobreza les impide hacerlo por su cuenta. Por ello, ACN ha decidido contribuir. Para cada proyecto promovido durante las 5 semanas de Cuaresma, se pueden hacer donaciones en la página web de la fundación pontificia.

10 marzo 2021, 15:00