Buscar

Vatican News

Mons. Cabrejos: Que el ejemplo de San José nos aliente a cuidar la vida

Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), con ocasión de la Solemnidad de San José, comparte un videomensaje en el que evoca el testimonio de santidad y de fidelidad creativa de San José, como uno de los más sobresalientes en las Escrituras, a pesar de ser “una de las historias más discretas de los Santos Evangelios”.

Ciudad del Vaticano

Este 19 de marzo, celebramos la fiesta de San José, esposo de la Virgen María, de quien los evangelios nos dicen muy poco; pero, sí lo suficiente “poco” para trasladar sus enseñanzas a los padres de hoy.

“Hombre justo”

“A San José lo reconocemos como ‘hombre justo’, carpintero de oficio, siempre obediente a los designios de Dios, incluso en los momentos de dificultad e incomprensión, asumiendo los caminos que el Señor le iba mostrando”, ha recordado el Presidente del Celam, subrayando que no solo asumió la paternidad de Jesús y la defensa de su vida, lo mismo que la de María, su esposa, sino que también “tuvo la valentía de migrar a Egipto para salvaguardarlos de la persecusión de los poderosos de su tiempo“.

Y, sin embargo, San José “permaneció en el anonimato, en la sencillez, como lo hacen tantas y tantos hermanos nuestros que durante estos difíciles tiempos de pandemia dan su vida por los demás”, agregó Mons. Cabrejos, animando al Pueblo de Dios a seguir el ejemplo de este gran santo, y a pedir su intercesión “para que nos conceda la gracia de las gracias: la conversión permanente”, como ha propuesto el Papa Francisco en su Carta Apostólica ‘Patris Corde’.

Testimonio vivo

La vocación de San José, su silencio y su perseverancia, siempre abierto a los signos de Dios y “disponible a su proyecto, y no tanto al propio”, es, según el prelado, un testimonio vivo que nos alienta “a ser, como él, custodios de la vida que nos ha sido confiada: la de nuestras familias, la de nuestros hermanos y hermanas más necesitados, la de la Creación”, y nos enseña “a ser una Iglesia en salida, itinerante, para cumplir mejor los designios de Dios”.

Por la intercesión de San José, el Celam manifiesta su deseo de “ser fieles a este llamado, como Iglesia en salida, servidora de los pobres, comprometida con las periferias geográficas y existenciales de nuestros hermanos y hermanas en nuestro continente”.

Con una petición a San José, Patrono de la Iglesia, para que “nos dé la gracia de ser testigos de esperanza”, Mons. Miguel Cabrejos concluye su mensaje.

Fuente: CELAM

 

19 marzo 2021, 08:57