Buscar

Vatican News

Sor André cumple 117 años y envía sus mejores deseos a Radio Vaticano

La religiosa francesa, decana de Europa y vicedecana de la humanidad, celebra su 117º cumpleaños el 11 de febrero. Fiel oyente de Radio Vaticano, envía sus mejores deseos a la emisora del Papa.

Cyprien Viet y Anne-Quitterie Jozeau – Ciudad del Vaticano

"Radio Vaticano, ¡feliz cumpleaños! 90 años... ¡pero es aun joven!", lo dice muy divertida la hermana André, decana de las religiosas de todo el mundo, decana de Francia y Europa, y probablemente vicedecana de la humanidad después de la japonesa Kane Tanaka, que cumplió 118 años el 2 de enero.

La religiosa francesa cumple 117 años el 11 de febrero, en la víspera, por tanto, del Aniversario de Radio Vaticano. Curada del coronavirus, que ha afectado a varios residentes de su residencia, la hermana André ha atraído esta semana la atención de los medios de comunicación internacionales. Aunque ahora está ciega y en silla de ruedas, mantiene un espíritu vivo, alimentado por sus amistades con los demás residentes de la casa de reposo, y por su asidua escucha de la radio, que le ofrece una ventana al mundo, a la actualidad, y que marca su vida de oración.

Escucha los saludos de Sor André

Un viaje por el siglo marcado por el cuidado a los más frágiles

Nacida en 1904, la hermana André vivió la Tercera República Francesa, así como las dos guerras mundiales y la llegada de la Cuarta y la Quinta República, también en Francia. La Hermana de San Vicente de Paúl también vivió bajo los pontificados de diez Papas, desde San Pío X hasta Francisco.

Protestante hugonote de nacimiento y con un abuelo pastor, Sor André, nacida Lucile Randon, se convirtió al catolicismo a los 19 años, para ingresar en las Hijas de la Caridad de París a los 40 años, en el marco de una "vocación tardía" que duró casi 77 años.

Después de 28 años transcurridos en el hospital de Vichy dedicándose al cuidado de ancianos y huérfanos, la hermana André (nombre masculino elegido en homenaje a su hermano, que estaba desconcertado por su ingreso en la vocación), se retiró a una primera casa de reposo en Savoie, en Les Marches. No fue hasta 2009 cuando la hermana André, con 105 años, se trasladó al sur de Francia, a Toulon, a la casa de reposo de Santa Catalina Labouré.

La religiosa, que había recibido un rosario del Papa Francisco por su 115º cumpleaños, había confiado en entrevistas que encontraba al Santo Padre muy "valiente".

"Recen por mí... y yo rezo por ustedes", concluyó su breve mensaje de buenos deseos a Radio Vaticano, utilizando una expresión que se hace eco a la del Papa Francisco.

11 febrero 2021, 10:17