Buscar

Vatican News
Niños migrantes venezolanos juegan con una pelota en Iquique, Chile, donde cientos de familias permanecen mientras esperan la ayuda del gobierno Niños migrantes venezolanos juegan con una pelota en Iquique, Chile, donde cientos de familias permanecen mientras esperan la ayuda del gobierno   (AFP or licensors)

Red Clamor y Sección Migrantes y Refugiados realizaron retiro espiritual online

La Red Clamor y la Sección de migrantes y refugiados del Vaticano realizaron un retiro espiritual online para reflexionar sobre los desafíos actuales para las comunidades eclesiales que atienden estos temas a la luz de ‘Fratelli tutti’ y en el marco de la campaña “La vida no es una mercancía, se trata de personas”.

El sacerdote Fabio Baggio, subsecretario de la Sección de migrantes y refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral dirigió el retiro espiritual online con la Red Clamor, para reflexionar sobre los desafíos actuales para las comunidades eclesiales a la luz de Fratelli tutti. Durante su intervención – tal como informa el Celam - ha explicado a los 81 participantes que la llegada y la presencia de numerosos migrantes y refugiados, y las diferentes reacciones que esto suscita en las comunidades de acogida, nos permiten ejemplificar la peligrosidad de la cultura del descarte.

“La cultura del descarte – señaló - se aplica fácilmente en los procesos migratorios, allí donde, a causa de las innegables diversidades, resulta más simple distinguir entre ‘nosotros’ y los ‘otros’, justificando su exclusión”. De ahí la exhortación a “comprender la invitación del Papa Francisco a privilegiar el encuentro con quien habita las periferias existenciales”, porque “entre los habitantes de las periferias existenciales encontramos a numerosos migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de la trata, que se han convertido en emblema de la exclusión”.

“El encuentro al que se refiere el Santo Padre – continuó - no es casual o extemporáneo, sino que se trata de un estilo de vida, muy deseado porque apasiona, un compromiso constante” y “en este contexto, es interesante observar cómo el Santo Padre elige la parábola del Buen Samaritano (L c 10, 25-37) para ilustrar las dinámicas del encuentro que enriquecen a la humanidad”.

Según el p. Biaggio el desafío del encuentro, “nos atañe a todos” y especialmente “las comunidades eclesiales deben sentirse interpeladas en primera persona”.

Las organizaciones de Clamor han priorizado los espacios fronterizos, “esas zonas grises que los Estados no cubren para profundizar más en los temas de trata y tráfico; en un llamado a perfeccionar un sistema de respuesta más eficiente”, concluye el Celam.

 

25 febrero 2021, 14:46