Buscar

Vatican News

Perú. Vicariato de Iquitos lanza campaña para instalar planta de oxígeno

“Sé un ángel del oxígeno, Loreto te necesita”, con este lema el Vicariato Apostólico de Iquitos, Perú, lanza una nueva campaña para recolectar fondos que permitirán instalar una nueva planta de oxígeno medicinal para atender a los, cada vez mayores, casos positivos de Covid-19.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Las plantas (de oxígeno, ndr) que conseguimos el año pasado están funcionando a pleno rendimiento, además de algunas otras, pero no hay suficiente oxígeno para los que se necesita en estos momentos y para lo que vendrá. Esa es la razón por la cual lanzamos una nueva campaña, para conseguir una nueva planta para el llenado de balones de oxígeno”, es la invitación que el Padre Miguel Fuertes Pietro, O.S.A., Administrador Diocesano del Vicariato Apostólico de Iquitos, Perú, ha lanzado este 14 de febrero a través de las redes sociales del Vicariato de Iquitos, ante el incremento de casos positivos de Covid-19 en toda la Región Loreto, en el oriente peruano.

“Sé un ángel del oxígeno, Loreto te necesita”

Hasta la fecha, la segunda ola del coronavirus ha registrado alrededor de 28,784 casos positivos en la Región Loreto, en una zona en la cual, hasta noviembre del año pasado solo se contaban 4 casos positivos, según el Ministerio de Salud de esta Región. Hoy, bajo el lema: “Sé un ángel del oxígeno, Loreto te necesita”, el Vicariato Apostólico de Iquitos lanza una nueva campaña para recolectar fondos que permitirán instalar una nueva planta de oxígeno medicinal, el mismo que – según lo anunció el Administrador Diocesano – será administrado por el Vicariato Apostólico de Iquitos. “Si colaboramos todos – afirma el Padre Miguel Fuertes – vamos a conseguir una nueva planta, más grande, que manejará el Vicariato Apostólico de Iquitos para el llenado de balones. Hay que poner, arrimar el hombro y entre todos volver a conseguir el milagro de Iquitos”.

Invitación del Padre Miguel Fuertes Pietro, O.S.A.

Difícil acceso al sistema de salud

Asimismo, en un comunicado el Vicariato de Iquitos da a conocer la difícil realidad que están atravesando los pobladores de esta región de la amazonia peruana. “Existe una fragilidad social y económica, que repercute en una crisis sanitaria”, que genera descontento e impotencia entre los pobladores ante el sufrimiento que están viviendo en toda la región, especialmente las personas que viven a orillas del rio, por el difícil acceso al sistema de salud. Así como, “las condiciones precarias” en las que trabajan los operadores sanitarios.

Irresponsabilidad de ciudadanos y autoridades

En el comunicado, el Vicariato Apostólico de Iquitos también denuncia “los actos irresponsables de muchos ciudadanos que tienen por consecuencia la transmisión y contagio del virus del Covid-19, la ausencia de liderazgo en algunas de las autoridades – se lee en el documento – el alza de precio de los productos de primera necesidad frente al confinamiento y la situación precaria de los hospitales y la falta o mal uso de los recursos que genera deficiencias en el servicio. Lo que conlleva a una especulación y a las alzas de precios de las medicinas”, a esto se suma la “falta de oxígeno y el negocio que se crea con esto debido a que no se ha dado mantenimiento a las plantas de oxígeno donadas y que el Gobierno regional no ha implementado las plantas de oxígeno prometidas para las provincias y distritos de la Región”.

Compromisos en favor de los más necesitados

Finalmente, ante esta realidad el Vicariato Apostólico de Iquitos se compromete a “seguir incentivando las medidas propuestas por el Estado para la prevención del Covid-19, brindar ayuda a la población desde los botiquines de las parroquias, ayudar con alimentos y medicinas a los sectores más afectados”. Asimismo, el Vicariato de Iquitos anuncia que será un medio para “despertar el sentido crítico a través del uso de portales de transparencia y denuncia ciudadana frente a las injusticias y malos manejos que se puedan presentar y descubrir”. Por su puesto, animando y acompañando a la población con “la oración familiar desde los hogares” e impulsando “la colaboración ciudadana para que las redes de solidaridad se mantengan sobre todo en los lugares más necesitados del Vicariato”.

15 febrero 2021, 10:15