Buscar

Vatican News

Europa. Obispos y Cáritas: Los Principios de la UE exigen equidad en las vacunas

La Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea y Cáritas Europa instan a las instituciones de la Unión Europea a que garanticen el acceso a las vacunas para todos, promoviendo una "vacunación a gran escala no sólo para la seguridad y protección de Europa, sino también para la salud pública mundial como un bien público".

Ciudad del Vaticano

“Se pide a la Unión Europea que defina rápidamente y con detalle su Estrategia de Vacunas y que ponga en marcha campañas de vacunación masiva, no sólo para la seguridad y protección de Europa, sino también para [...] las personas que viven en las naciones más pobres”, es el llamamiento que realizan la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) y Cáritas Europa con el fin de instar a las instituciones de la Unión Europea (UE) a que garanticen el acceso a las vacunas para todos, promoviendo una "vacunación a gran escala no sólo para la seguridad y protección de Europa, sino también para la salud pública mundial como bien público".

Poner en marcha campañas de vacunación masiva

En un Comunicado, difundido este 23 de febrero, la COMECE junto a Cáritas Europa a un año del inicio de la pandemia del Covid-19, de una parte, elogian la rápida actuación de los Estados miembros de la UE para movilizar recursos económicos que apoyen a la comunidad científica en el desarrollo de las vacunas contra el Covid-19, bajo el liderazgo de las instituciones de la UE; de otro lado, piden a la Unión Europea que defina rápidamente y con detalle su Estrategia de Vacunas y que ponga en marcha campañas de vacunación masiva "no sólo para la propia seguridad y protección de Europa, sino también para [...] las personas que viven en las naciones más pobres".

Garantizar un acceso equitativo a las vacunas

En este sentido, la COMECE y Cáritas Europa acogen con satisfacción el mecanismo global COVAX, cuyo objetivo es garantizar un acceso equitativo a las vacunas Covid-19 también en las regiones económicamente más débiles. Por ello, la Iglesia católica en la UE también subraya el papel crucial que debe desempeñar la Unión Europea para enfatizar la urgencia moral de hacer que las vacunas estén disponibles y sean asequibles para todos, de acuerdo con los principios de solidaridad, justicia social e inclusión sobre los que se construye la Unión Europea. Aunque ya se dispone de diferentes herramientas para combatir la pandemia, "hay que desarrollar capacidades organizativas y logísticas – se lee en la declaración – para satisfacer la demanda de vacunación masiva", y el nuevo mecanismo de incubación HERA debe identificar y eliminar los cuellos de botella en la producción de vacunas y ajustar la producción para responder a la aparición de nuevas variantes del virus.

Contrarrestar el impacto devastador de la crisis

Finalmente, la COMECE y Cáritas Europa señalan que, en este momento histórico, las instituciones de la UE están llamadas a "contrarrestar el impacto devastador de la crisis en términos de ansiedad, desigualdades sociales emergentes y empobrecimiento de grandes segmentos de la población mundial", así como a "apoyar a sus Estados miembros para que promuevan campañas masivas de información y promoción para superar el miedo a la vacunación y la desinformación".

23 febrero 2021, 10:00