Buscar

Vatican News

Nicaragua. Obispos: Cuaresma, buscar caminos de conversión por el bien común

Los Obispos de Nicaragua dieron a conocer el Mensaje con ocasión del inicio de la Cuaresma, en el que piden que este año se supere todo tipo de confrontación, y se deje de lado las actitudes de poder, de individualismo y se busque caminos de conversión por el bien común.

Ciudad del Vaticano

“La cuaresma es un tiempo de gracia para orar por una sociedad nueva, que se encamine a la prosecución del bien común y, a partir de esta finalidad, reconstruya una y otra vez su orden político y social, su tejido de relaciones, su proyecto humano”, lo afirman los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua en el Mensaje con ocasión del inicio de la Santa Cuaresma 2021 y dirigido a los sacerdotes, religiosos, religiosas, fieles laicos y a todos los que aman al Señor, a ellos exhortan “a vivir intensamente un encuentro con Jesucristo, Dueño y Señor del tiempo y de la historia”, que está a la puerta y llama, que “ahora es el tiempo favorable para la salvación”; por ello, los Pastores señalan que es la hora propicia para la conversión.

Convertirnos al Señor de todo corazón

Los Obispos de Nicaragua recuerdan que, es en el corazón del hombre donde brotan la maldad, la injusticia, la iniquidad, el egoísmo, la soberbia, la destrucción de la vida y de la naturaleza, la oposición al plan de amor de Dios. En este sentido, la conversión es “cambiar el corazón con la fuerza de Cristo”, liberándonos de cualquier lastre o peso que nos separe de su amor. “La conversión – precisan los Obispos – implica aceptar, servir, proteger, custodiar la vida y dignidad de toda persona; es volver sobre los propios pasos al punto de origen, reconociendo el error para enmendarlo”. Convertirse significa creer en que el Hijo de Dios “me amó y se entregó por mí”; es dejarse moldear por el Espíritu Santo.

“Un verdadero encuentro con Cristo cambia radicalmente la existencia. Es un retorno a la amistad con Dios que se ha perdido al pecar, experimentando la alegría de su perdón”

Caminar al desierto para encontrarnos con Dios

Por ello, los Pastores nicaragüenses afirman que es urgente recorrer este camino de conversión y esto se logra solo intensificando la oración, la penitencia y las obras de misericordia. Jesús es fuente de toda consolación; solamente con la disposición del corazón y en el silencio podemos entablar una conversación con Él. La persona que abraza la oración es capaz de afrontar cualquier situación, convencido que todo lo puede en Aquel que le fortalece. En la medida en que crece la oración, se lee en el Mensaje, se acepta con humildad la pequeñez y se comprende que no es el poder de los propios medios, de las propias virtudes, de las propias capacidades, sino Dios. Cuanto más espacio se dé a la oración se podrá ver que la vida se transforma por la fuerza del amor del que es Todopoderoso.

“La cuaresma es un tiempo de gracia para orar por una sociedad nueva, que se encamine a la prosecución del bien común y, a partir de esta finalidad, reconstruya una y otra vez su orden político y social, su tejido de relaciones, su proyecto humano”

Cuaresma es una invitación a la penitencia

El itinerario cuaresmal, subrayan los Obispos, también es una invitación a la penitencia. “La penitencia es gracia; es una gracia que reconozcamos nuestro pecado, que reconozcamos que tenemos necesidad de renovación, de cambio, de una trasformación de nuestro ser. El dolor de la penitencia, es decir, de la purificación, de la transformación, este dolor es gracia, porque es renovación, y es obra de la misericordia divina”. De aquí los nicaragüenses, saldremos fortalecidos, para pedir perdón, para enmendar y reparar cualquier daño realizado. Sigamos en este camino de oración, penitencia y conversión por Nicaragua.

“Con la práctica de las obras de misericordia, que es todo el bien que podamos hacer en favor de nuestros hermanos, nos convertiremos a la compasión, a la conversión de los sentimientos, a la conversión del pensamiento, al cambio de actitud. Cuánto bien hará pensar bien del otro”

La cuaresma es camino hacia la Pascua

En este tiempo de pandemia, los Pastores recuerdan que, la vivencia de la iglesia doméstica se ha fortalecido y nuestra piedad popular la vivimos como una nueva evangelización, “nueva en su ardor, en sus métodos, en su expresión”, principalmente a través de los medios digitales. A pesar del sufrimiento que implica la pandemia, debemos renovar la experiencia de nuestra fe, celebrando este tiempo de Gracia a través de todos los medios posibles a nuestro alcance y de acuerdo con las orientaciones pastorales de cada Diócesis.

La esperanza no defrauda

“Un mundo sin Dios es un mundo sin esperanza”, afirman los Obispos, reafirmando que quien no conoce a Dios, aunque tenga múltiples esperanzas, en el fondo está sin la gran esperanza que sostiene toda la vida. Porque, quien está en comunión con Jesucristo, aun atravesando cualquier adversidad podrá vivir y compartir la esperanza cristiana; podrá dar el amor de Dios del cual deriva la justicia, la libertad, la verdad, la bondad. Vivir con esperanza significa sentir que, en Jesucristo, somos testigos del tiempo nuevo; significa recibir la esperanza de Cristo que entrega su vida en la cruz y que Dios resucita al tercer día, dispuestos siempre para dar explicación a todo el que nos pida una razón de nuestra esperanza”.

Buscar caminos de conversión por el bien común

Finalmente, los Obispos de Nicaragua dirigen su mirada a la situación que atraviesa el país y se unen a la aspiración de los nicaragüenses, sobre las necesarias reformas electorales que garanticen un proceso de elecciones libres y transparentes. Por ello, hacen votos para que sea un año en el que se supere todo tipo de confrontación, descalificación y acciones que vayan en contra de este ejercicio cívico y democrático, que todo nicaragüense tiene derecho de ejercer; esto se puede lograr si se deponen actitudes de poder, de individualismo y haciendo caminos de conversión por el bien común. Antes de terminar con su Mensaje, los Pastores encomiendan a todo el pueblo nicaragüense al Inmaculado Corazón de María y le suplican que siga intercediendo por nuestra patria.

17 febrero 2021, 13:24