Buscar

Vatican News

Monseñor Yaldo: "La primera vez de un Papa en Irak, un evento histórico"

Continúan los preparativos para el Viaje del Santo Padre al país asiático. El Obispo auxiliar de Bagdad y Coordinador general de la visita para la Iglesia iraquí: "El Santo Padre viene a traer esperanza a un pueblo que sufre. Con él, el objetivo de la paz es posible".

Federico Piana- Ciudad del Vaticano

"Esperamos al Papa en Irak de todo corazón", lo afirma Monseñor Basel Yaldo, Obispo Auxiliar de Bagdad y Coordinador general del Viaje de la Iglesia iraquí, con la voz quebrada por la emoción al recordar que la visita del Papa, prevista del 5 al 8 de marzo próximos, será la primera vez que el sucesor de Pedro visite ese país de Asia occidental. "Llevamos décadas esperando a un Papa – señala – y para nosotros será realmente un acontecimiento histórico".

Esperanza para toda el mundo

El lema elegido para el viaje resume, en una sola frase, las aspiraciones y los sueños de un pueblo azotado por las guerras y desgarrado por los atentados terroristas: "Todos son hermanos". "En el logotipo, además de esta frase, hay una paloma blanca, símbolo de la paz. Queremos conseguir esta paz y estamos seguros de que la visita del Papa Francisco traerá esperanza a todos los iraquíes, no sólo a los cristianos", afirma Monseñor Basel Yaldo.

Encuentro interreligioso y oración por las víctimas de la violencia

Las etapas del viaje tocarán la capital, Bagdad, pero también Nayaf, Ur, Erbil, Mosul y Qaraqosh. Monseñor Basel Yaldo explica que "en Ur de los Caldeos, de donde partió Abraham para su misión, tendrá lugar un encuentro de todas las religiones presentes en Irak, seguido de un momento de oración conjunta. En Mosul, ciudad de la que proceden la mayoría de los cristianos del país, el Papa rezará por las víctimas de la violencia que tuvo lugar durante la ocupación del Isis: más de 120.000 cristianos huyeron de esta tierra en una sola noche, abandonando sus hogares para evitar ser asesinados".

En el pueblo que ayuda a los cristianos

Será en Quaraqosh, pues, donde el Papa Francisco llevará la solidaridad de la Iglesia a quienes se inclinan por el sufrimiento de los demás: "Es desde el pequeño pueblo cristiano de la Llanura de Nínive donde, de hecho, llega la ayuda a los cristianos desplazados, para que puedan volver a sus tierras", explica Monseñor Basel Yaldo, añadiendo también que la parada en Erbil, donde se celebrará la Santa Misa, será un testimonio concreto de que el Santo Padre "viene por todo el pueblo de Irak, sin distinción alguna".

16 febrero 2021, 16:19