Buscar

Vatican News
La Iglesia mexicana relanza su campaña Familias sin Hambre ante la emergencia sanitaria La Iglesia mexicana relanza su campaña Familias sin Hambre ante la emergencia sanitaria 

México. Iglesia relanza su campaña Familias sin Hambre ante emergencia sanitaria

Esta vez el oxígeno medicinal se incluye en el plan de distribución de servicios e insumos que desde abril realiza la Iglesia mexicana en respuesta a la crisis causada por la pandemia.

Alina Tufani - Vatican News

Las autoridades eclesiales y empresarios que llevan adelante la campaña Familias sin hambre, lanzada en abril al comienzo de la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 han decidido relanzar la iniciativa ante el grave escenario actual donde las muertes causadas por el coronavirus han tocado las mil personas por día y ya son 19 millones las personas que se han sumado a las  estadísticas de  pobreza  extrema.

En una conferencia de prensa realizada en el  marco de la Jornada Internacional de la Fraternidad Humana, se llevó cabo el relanzamiento de la campaña Familias Sin Hambre impulsada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Caritas Mexicana y Compromiso Social Mx desde el pasado mes de abril,  un esfuerzo realizado con la intención de paliar los efectos negativos que la pandemia del coronavirus trajo en a las familias mexicanas.

Hasta hoy, según informa una nota el portal de la CEM, gracias a la caridad de personas y empresarios se han podido entregar 27 mil 794 despensas que significan más de 2 mil 700 toneladas de alimento en las 32 entidades federativas, las cuales se traducen a una ayuda de más de 54 millones de pesos ( cerca de 2 millones 600 mil dólares). El padre Rogelio Narváez, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Presidente de Cáritas Mexicana, durante el evento, indicó además se han recibido más de 43 mil llamadas de personas solicitando algún tipo de servicio que va desde el apoyo psico-emocional y espiritual hasta la entrega de alguna ayuda en especie.  

Ahora, con el relanzamiento de la campaña, se busca incluir la entrega de condensadores y tanques de oxígeno medicinal. En este contexto, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, Arzobispo de Yucatán y Presidente de Cáritas Mexicana, exhortó a apoyar con este tipo de insumos ya sea nuevo o en buen estado, que pueden ser entregados en la Cáritas Diocesana de cada comunidad para que se pueda compartir con personas que lo necesiten en todo el país.

Otras áreas cubiertas por la campaña Familias sin hambre fue la entrega de medicamentos, kits de higiene, termómetros, cubrebocas y mascarillas, así como el apoyo a comedores comunitarios,  la gestión humanitaria en casas de migrantes, la capacitación y creación de huertos familiares y comunitarios, y la creación de Redes Vecinales Solidarias en parroquias; entre otras.

Durante el encuentro, monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano exhortó a toda la población a continuar apoyando solidariamente, “con el corazón abierto y una mano extendida” para ayudar a todos los que sufren, sobre todo a quienes han perdido sus empleos, han visto reducido su salario o ahora están viviendo momento de dura dificultad.

Por su parte, el presidente del Unión Social de Empresarios de México (USEM), Fernando Milanés, se refirió en particular a la iniciativa “Yo Quiero Trabajar” por medio de la cual más de mil personas han recibido apoyo para encontrar empleo o iniciar emprendimientos. De allí su llamado a los empresarios para que se unan a esta iniciativa, publicando sus vacantes en la bolsa de trabajo de manera gratuita o bien colaborar de alguna u otra forma con la iniciativa de compromiso social.

09 febrero 2021, 19:26