Buscar

Vatican News

México: El Episcopado llama a vacunarse contra el Covid-19

En un comunicado, los obispos condenan la difusión de informaciones falsas, la minimización de la pandemia, la promoción de fármacos no avalados científicamente y el encarecimiento arbitrario de medicamentos y del oxígeno.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

 La Dimensión de Pastoral de la Salud de la  Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), ante el aumento de contagios por COVID-19 y  el escenario de “confusión” que se ha creado en torno a la pandemia, ha difundido un comunicado en el que invita a los católicos y a la ciudadanía en general a vacunarse contra el coronavirus como medio preventivo responsable y eficiente para evitar la expansión de la pandemia.

“Quien rechaza la vacuna debe de contar con la verdadera posibilidad de implementar, tanto en el corto como en el mediano plazo, los medios preventivos eficientes para evitar el propio contagio y el contagio de los demás”, advierte la CEM.

Vacuna administrada en todos los sectores

Sin embargo, la nota del episcopado reconoce que estos medios preventivos, tales como el aislamiento estricto, la higiene exhaustiva, la verificación continua de la propia salud y otras medidas similares, no suelen estar al alcance real de la mayor parte de la población. De allí el enérgico llamado a las personas  a vacunarse contra el Covid-19 y a las autoridades a procurar que la vacuna sea administrada en todos los sectores y ambientes, y prioritariamente a quienes poseen mayor riesgo de contraer la enfermedad.

 

“La infraestructura de salud a nivel nacional y los presupuestos destinados a combatir la pandemia están resultando insuficientes. La minimización de la contingencia, la falta de pruebas constantes para determinar el tamaño del contagio, diversas fuentes de desinformación sobre la eficiencia y/o la inmoralidad en la ingeniería genética de algunas vacunas circulan por diversas redes sociales. Todo este escenario siembra confusión y disminuye la confiabilidad en las ciencias biomédicas rigurosas”, observa  el episcopado.

El mundo debe vacunarse

En este contexto, la CEM aclara la postura de la Iglesia católica sobre la vacuna, su origen y producción esclarecidas por  la Congregación para la Doctrina de la Fe y por la Pontificia Academia por la Vida . Además recuerda las palabras del Papa Francisco  que no solo considera que “ desde el punto de vista ético todo el mundo debe vacunarse” sino que también rechaza el "negacionismo suicida” de quienes se oponen a la vacunación para frenar el avance de la pandemia.  “Más aún - agregan los obispos  -, no es conforme a la verdad y al bien promover el consumo de fármacos que no se encuentren avalados científicamente como recursos preventivos o como cura efectiva para el COVID-19”.

 

“Las controversias sobre fármacos y medicamentos deben realizarse con base en los datos que arrojen los más estrictos protocolos de investigación internacionalmente reconocidos. Meras opiniones, rumores o teorías conspiratorias solo pueden ser objeto del rechazo de una conciencia cristiana y responsablemente formada", puntualiza la CEM.

No contribuir a la desinformación

Los obispos mexicanos afirman en la nota que “los católicos no debemos contribuir en modo alguno a la desinformación ya que está en riesgo la vida de las personas, especialmente, de las más vulnerables”. Del mismo modo, la CEM rechaza la tendencia injusta de encarecer arbitrariamente los precios de medicamentos, oxígeno y otros insumos "instrumentalizando el dolor y la enfermedad de la gente”.

“Por estas razones es necesario hacer una pausa y reflexionar sobre la conveniente necesidad de vacunarse para contrarrestar, en lo posible, el COVID-19. Es preciso mirar con claridad cuál es su propósito y cuál es la relevancia ética que posee la personal colaboración en la campaña de vacunación”, finaliza la nota de los obispos que piden a la Virgen de Guadalupe  su cuidado y protección “en estos delicados momentos de la vida del mundo y de nuestra querida nación mexicana”.

13 febrero 2021, 15:46