Buscar

Vatican News

México. Catedral de Ciudad de México: conservación y renovación

Terminará en junio la restauración integral de la Catedral Primada que en más de 250 años de construcción ha sido testigo de la catolicidad de los mexicanos y monumento Patrimonio de la humanidad.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

Mediante un convenio de participación, una asociación civil se encarga de la organización de los trabajos  de restauración de la Catedral Metropolitana de Ciudad de México, que iniciaron en noviembre de 2020 y se espera concluyan en junio de este año. El mantenimiento de los pilotes de control, el sellado de grietas y fisuras, el retiro de flora parásita y el cambio del sistema eléctrico y de pararrayos, son los trabajos principales que se están realizando en el recinto religioso Patrimonio de la humanidad desde 1987.

Entrevistada por la publicación de la Arquidiócesis Primada de México, “Desde la fe”, la administradora de los recursos para la restauración Ligia Gabriela Roldán García, explicó que los trabajos iniciaron con la intervención preventiva de seguridad en los pilotes de control, para garantizar la estabilidad del edificio. En enero inició la erradicación de la flora parásita existente en portadas y torres de la Catedral, así como el sellado de grietas para evitar filtraciones; y a mediados de este mes se procederá a la modernización de la instalaciones eléctricas y del sistema de pararrayos actualmente  dañado.

Sede de la Arquidiócesis Primada de México, en pleno centro de la capital mexicana, al norte de la Plaza de la Constitución, la  imponente Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos – 59 metros de ancho por 128 de largo y una altura de 67 metros hasta la punta de las torres- es una de las obras más sobresalientes de la arquitectura hispanoamericana. Su construcción comenzó en 1573, cerca de una iglesia erigida poco después de la conquista de Tenochtitlán. El interior del templo se concluyó en 1667 y las obras en el exterior duranron hasta 1813, es decir, casi 250 años de labores que permitieron integrar diversos estilos arquitectónicos – gótico, barroco, churrigueresco, neoclásico, etc. – e involucraron a importantes arquitectos, escultores, pintores y obreros de la ciudad colonial.

Roldán explicó que durante muchos sexenios la Catedral Metropolitana “estuvo olvidada y esta intervención es apenas una parte para regresarle su esplendor”.  De allí el apelo a las autoridades para que impulsar la restauración de este lugar emblemático. “Las instituciones de gobierno están muy comprometidas con estos trabajos; de hecho, el Presidente Andrés Manuel López recomendó que la Comisión Federal de Electricidad sea la encargada de cambiar la instalación eléctrica”, dijo Roldán García.

La restauración tiene una inversión de 20 millones de pesos mexicanos, cerca de un millón de dólares. El nuevo rector de la Catedral Metropolitana, el Cango. Dr. Ricardo Valenzuela, realizó las gestiones necesarias  junto con otras autoridades  civiles y eclesiásticas para el comienzo de la obra financiada por un la Asociación la Catedral y la Dirección de Sitio y Monumentos.

05 febrero 2021, 17:15