Buscar

Vatican News
Frontera entre Colombia y Venezuela Frontera entre Colombia y Venezuela   (AFP or licensors)

La Iglesia de Venezuela acoge Estatuto de Colombia que protege a migrantes

El nuevo Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos, ETPV, se inscribe dentro de lo que ha sido la “línea del Papa Francisco en relación a los migrantes”. El Estatuto permite al gobierno colombiano “poner en práctica los cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados venezolanos que están en Colombia.

Ciudad del Vaticano

En un comunicado de la Red Clamor-Venezuela, instancia de articulación para la protección de los derechos de los migrantes, las organizaciones de la iglesia católica venezolana expresan su “apoyo” al gobierno de Colombia en el establecimiento del Nuevo Estatuto Temporal de Protección para Migrantes venezolanos, por medio del cual acogerá e integrará a familias que ya se encuentran en territorio colombiano.

Este Estatuto se inscribe dentro de lo que ha sido la línea del Papa  Francisco en relación a os migrantes, pues permite al Estado Colombiano, a sus autoridades y connacionales poner en práctica los cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiado venezolanos que están actualmente en Colombia.

El Estatuto garantiza además los derechos y vela porque se cumplan los deberes de los mismos. Este decreto, como explica la nota hecha pública a través del Celam, da un “viraje en la política migratoria de Colombia, al adoptar medidas para la población venezolana las cuales son duraderas y con enfoque de protección pues contempla un mecanismo complementario al régimen de protección internacional de refugiados, que no existía en Colombia”. Además, se lee en el comunicado, es un decreto bastante inclusivo pues abarca a todos los que no tienen una visa sea que estén en condición regular o irregular, incluyendo solicitantes de refugio.

Los migrantes gozarán además de estabilidad, ya que el Estatuto que se les otorgará, una vez cumplidos los requisitos, “tendrá una duración de 10 años, lo que supone una visión a largo plazo que toma en cuenta la Crisis humanitaria compleja que atraviesa Venezuela, la cual no se resolverá a corto o mediano plazo”.

De esta manera, los migrantes venezolanos, no tendrán que sacar más permisos “temporales” y que generaban gran zozobra en la comunidad migrante por su corta duración y variedad. Con el Estatuto, los “poseedores podrán durante 10 años no sólo transitar con más facilidad a la obtención de una visa de residencia permanente, sino también disfrutar de todos los derechos humanos garantizados por el Estado Colombiano, tales como el acceso a los servicios de Salud, Educación, así como el ejercicio durante su vigencia cualquier actividad u ocupación legal en el país, incluidas las que se derivan de vinculación o contrato laboral”.

15 febrero 2021, 14:19