Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (AFP or licensors)

Iglesia en India ante los parias fuera de las cuotas electorales

El 11 de febrero, el ministro de Justicia y Tecnologías de la Información, Ravi Shankar Prasad, declaró ante el Parlamento que el gobierno de la India no tiene intención de cambiar las normas vigentes que penalizan a los parias. Para los Obispos del país es deplorable que el gobierno persista en esta postura

Tiziana Campisi – Vatican News

Un nuevo golpe contra los derechos de los cristianos en la India. En los últimos días, el gobierno del Primer Ministro Narendra Modi ha reiterado su negativa a conceder a los dalits convertidos al cristianismo y al islam la posibilidad de beneficiarse de las cuotas electorales reservadas a los parias y a las comunidades indígenas (las llamadas Scheduled Castes y Scheduled Tribes), echando por tierra una vez más las esperanzas de las comunidades más marginadas del país.

La ley electoral india

La ley electoral india reserva 84 escaños para los 200 millones de dalits del país y 47 para los 104 millones de personas pertenecientes a comunidades indígenas, pero una orden presidencial de 1950 privó a los parias no hindúes de este derecho y de otros beneficios estatales contemplados en la ley. La orden se modificó posteriormente en favor de los dalits budistas y sijs, pero mantuvo la exclusión de los cristianos y musulmanes con el pretexto de que sus religiones no reconocían el sistema de castas de la India, que había sido abolido formalmente.

Los esfuerzos y la decepción de la Iglesia

Durante años, los líderes cristianos, encabezados por la Iglesia Católica, han pedido que se modifique la medida e incluso han recurrido al Tribunal Supremo. El 11 de febrero, el Ministro de Justicia y Tecnología de la Información, Ravi Shankar Prasad, dijo al Parlamento que el gobierno no tiene intención de cambiar las normas vigentes.

Decepción de los Obispos

Grande fue la decepción de los Obispos. "Es lamentable que el gobierno persista en esta postura", dijo Monseñor Sarat Chandra Nayak, Obispo de Berhampur y Presidente de la Comisión para los Dalits y las Castas Inferiores de la Conferencia Episcopal India (Cbci). Y añadió a la agencia Ucanews:

“Si no se alcanza un amplio consenso político, no será posible deshacer las injusticias históricas cometidas contra los cristianos y musulmanes dalit”

Una posibilidad actualmente remota, dadas las posiciones ultranacionalistas del partido gubernamental, el Banata Janata Party (BJP), que siempre ha considerado al cristianismo y al islam como "religiones extranjeras". Además, Monseñor Nayak dijo:

“El Tribunal Supremo puede poner fin a esta discriminación basada en la religión, pero ahora que el gobierno ha aclarado su posición, es poco probable. No tenemos ninguna esperanza de que se haga justicia en un futuro inmediato”

Movimiento para la Liberación de los Cristianos Pobres

Más matizada es la postura de R. L. Francis, Presidente del Movimiento para la Liberación de los Cristianos Pobres (Pclm), comprometido con la defensa de los derechos de los cristianos dalit, que desearía que la Iglesia abandonara la idea de las cuotas reservadas y trabajara más por "una Iglesia sin casta". Para Monseñor Nayak, sin embargo, "aprovecharse de las ventajas concedidas por el gobierno no significa que la Iglesia apoye el sistema de castas". Y agregó:

“Pedir cuotas reservadas sólo puede conducir a divisiones de casta dentro de la Iglesia”

Según los líderes cristianos dalit, el 80% de los 30 millones de cristianos de la India (que equivalen a cerca del 2,3% de la población) proceden de las filas de los parias, aunque las estadísticas oficiales afirmen que sólo representan un tercio de los cristianos.

20 febrero 2021, 15:03