Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (ANSA)

Iglesia en Ecuador: Responsabilidad social en tiempo de pandemia

El episcopado ecuatoriano llama a las autoridades a agilizar el proceso de vacunación sin privilegios y discriminaciones y a los ciudadanos a respetar las normas sanitarias

Alina Tufani – Vatican News

“Responsabilidad” se titula el mensaje para la Cuaresma 2021 de los obispos de la Conferencia episcopal ecuatoriana (CEE). Una responsabilidad que desde la caridad debe llevar a los ecuatorianos a cumplir las normas emanadas por las autoridades sanitarias en su batalla contra la pandemia. Una responsabilidad que debe llevar también a las autoridades a implementar un proceso de prevención y vacunación sin privilegios y sin discriminaciones. La CEE subraya:

“Pedimos a las autoridades públicas que agilicen los procesos para la adquisición y suministro de las vacunas, respetando los criterios establecidos, de tal forma que sean las personas más vulnerables las que reciban las vacunas en primera instancia y no aquellas afines a la familia, a los amigos o a las instituciones que no están en la primera línea frente al peligro de contagio o a la lucha contra la epidemia”

Críticas a las políticas implementadas

La exhortación de los obispos surge tras la polémica surgida en días pasados por la vacunación de los familiares del Ministro de la Salud, Juan Carlos Zevallos, irrespetando las prioridades establecidas en el plan de vacunación contra el Covid-19, que privilegia al personal de primera línea de atención médica, adultos mayores de centros geriátricos y sus cuidadores. Una serie de protestas y fuertes críticas a las políticas implementadas para enfrentar la pandemia han ensombrecido el plan de vacunación ecuatoriano que inició el pasado 21 de enero, pero que adolece de celeridad y capilaridad en el territorio nacional.

Mensaje de Cuaresma en consonancia con el del Papa

El mensaje de Cuaresma de la Iglesia ecuatoriana, en consonancia con el mensaje del Papa Francisco, aborda los pilares para la preparación a la Cuaresma, es decir:

“Renovar nuestra fe, esperanza y caridad, así como poner en práctica el ayuno, la oración y la limosna”

Una “fe en el amor gratuito de Dios” – dicen los obispos – que impulsa a llevar una vida “libre de todo lo que nos estorba y a compartir los bienes con los más necesitados” y que encuentra su sentido en el ayuno. Una esperanza que “alienta a superar la fragilidad, la ansiedad y la incertidumbre” con la oración y una caridad que “hace compasivos y solidarios con las personas que sufren soledad, enfermedad o discriminación” con la práctica de la limosna.

Ante la difícil situación que vive la humanidad, la CEE insiste en una “caridad-amor” que compromete, como sostiene el Papa Francisco, a:

“Cuidar a quienes se encuentran en condiciones de sufrimiento, abandono o angustia a causa de la pandemia de Covid-19”

Por último, los obispos llaman a vivir el tiempo de preparación para la Pascua de Resurrección con una “fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante”.

19 febrero 2021, 13:34