Buscar

Vatican News

Misioneros de la Consolata inauguran noviciado continental en la Amazonía

El Instituto Misiones Consolata (IMC) decidió transferir su Noviciado Continental, que había estado funcionando durante más de 20 años en Buenos Aires, Argentina, a Manaus, norte de Brasil, en el centro de la Panamazonía.

Ciudad del Vaticano

En sintonía con las reflexiones del Sínodo para la Amazonía y el proceso de reestructuración de las presencias en el Continente Americano, los Misioneros e la Consolata han transferido el noviciado de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, a la de Manaos, Brasil. El inicio de esta nueva etapa en el barrio Santa Etelvina, en la periferia de la ciudad, tuvo lugar el miércoles 6 de enero, fiesta de la Epifanía del Señor, con la apertura de la comunidad del Noviciado 2021 que tiene como protector a San Oscar Arnulfo Romero, profeta de los pobres y mártir de la justicia y la paz.

“El traslado del Noviciado Continental a Manaus quiere ser una señal y un desafío para el IMC del Continente. Es la voluntad de expresar y hacer palpitar nuestro corazón misionero e identificarnos cada vez más con la Amazonia, con sus pueblos, sus causas y su futuro”, explica el padre Luiz C. Emer, Superior de la Región Brasil.

“La decisión de proporcionar esta experiencia a los jóvenes en formación en una Congregación que está insertada en la Amazonia desde 1948, representa un esfuerzo más para ‘amazonizar’ el corazón y caminar como Red Eclesial Pan-Amazónica – REPAM”. Casualmente, la REPAM también acaba de trasladar su sede de Quito a Manaos.

En América, el Noviciado Continental de IMC ya se ha establecido en Bucaramanga, Colombia (1981 – 1994) y en Buenos Aires (1995-2019). En África, a partir de agosto de este año, el IMC tendrá tres noviciados, en Kenia y Tanzania, que juntos acogerán a unos 40 novicios de diferentes países de ese continente.

Un comienzo simple pero significativo

Debido a la pandemia del Covid-19 y al progreso de las obras de reestructuración de la casa, la ceremonia de inauguración y la apertura del Noviciado en Santa Etelvina, Manaos fue simple y familiar. A la misa asistieron el maestro de novicios, P. Francisco López (Paco); los dos novicios colombianos, Francisco Javier Viáfara y Luis Mario Luna; el superior regional, P. Luiz Carlos Emer; el P. Tiago Mena, el señor Anderson representando la comunidad Santa Lucía, el propedeuta Tony Jhonatan Pereira, residente en la ciudad, y también estaba presente el estudiante profeso Luis Boina, que está haciendo el Año Pastoral en Manaos.

Durante la ceremonia los novicios expresaron sus expectativas para este importante año en su camino formativo. En su homilía, el P. Luiz Emer destacó la petición de los novicios que resume el programa del Noviciado. “Ustedes vinieron a esta casa para conocer y experimentar el estilo de vida del Instituto… para aprender a seguir a Cristo pobre, casto y obediente… para formar una comunidad que es un solo corazón y una sola alma para servir mejor a la Iglesia, al mundo y a las personas, proclamando y dando testimonio del Evangelio” (Cf. Dir. Oración).

El P. Emer complementó su reflexión comentando el Evangelio del Reino y el tesoro escondido para destacar dos acontecimientos de gran relevancia en esta nueva etapa del Noviciado Continental: la elección de San Oscar Arnulfo Romero como Protector de la comunidad y la ubicación de la casa en el corazón de la Amazonia. Estos aspectos significativos deben servir de inspiración en la formación de los jóvenes misioneros de la Consolada apasionados por la misión ad gentes.

Historia

Fundado en 1901 por el Beato José Allamano en Turín, Italia, el Instituto de los Misioneros de la Consolata llegó al continente en 1937 y hoy está presente en nueve países (Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Canadá, Estados Unidos y México) donde trabajan 205 sacerdotes, 5 religiosos y 5 obispos.

Además del Noviciado, el Instituto tiene comunidades de formación en las etapas de Propedéutica, Filosofía y Teología en Brasil, Argentina, Colombia, Venezuela y México. Hay 32 estudiantes profesos que estudian teología en América, casi todos de países africanos, de donde provienen la mayoría de las vocaciones en la actualidad. Con el fin de despertar nuevas vocaciones locales, el Instituto promovió un Bienio Vocacional (2019-2020) con el tema “Reviva el don de Dios que está en ti” (2 Tim 1, 6).

08 enero 2021, 12:08