Buscar

Vatican News
Filipinos observe Ash Wednesday

Filipinas. Sacerdote asesinado en la isla de Mindanao

El asesinato del P. René Bayang Regalado, tuvo lugar en las inmediaciones del Seminario San Juan XXIII. Profunda tristeza expresada por la Diócesis

Lisa Zengarini - Ciudad del Vaticano

Un sacerdote católico filipino fue asesinado el domingo por la mañana por un grupo de hombres armados cerca de la ciudad de Malaybalay, en la isla de Mindanao, al sur del archipiélago. El padre René Bayang Regalado, de 42 años, regresaba al seminario del "Colegio San Juan XXIII", en la localidad de Patpat, cerca de la cual se encontró su cuerpo, a pocos metros del coche que conducía. Los hermanos del seminario dieron la voz de alarma tras oír disparos. El cuerpo presentaba contusiones en un ojo, como si hubiera sido golpeado antes de morir. Además, su brazo izquierdo estaba atado con un cordón blanco. Tras la inspección policial, el coche fue trasladado a la comisaría para la investigación forense. Una vez finalizada la autopsia, el padre Regalado será trasladado a la Catedral de Malaybalay donde se celebrará el funeral.

La diócesis de Malaybalay expresó su firme condena y su profunda condolencia por el asesinato, y en un mensaje en Facebook invitó a los fieles a rezar por la familia y por la rápida identificación de los responsables.

El P. Regalado fue ordenado sacerdote en 2007 tras completar su formación en el Seminario San Juan XXIII y la Licenciatura en Teología en el Colegio San Isidoro, concluyendo sus estudios teológicos en el Seminario Teológico San Juan María Vianney de Cagayan de Oro City. Su asesinato podría estar relacionado con su compromiso social con los agricultores locales. De hecho, antes de ser asesinado había recibido amenazas de muerte.

Según informa la agencia episcopal Cbcpnews , el padre Regalado es el cuarto sacerdote católico asesinado en Filipinas desde diciembre de 2017. El 10 de junio de 2018, dos hombres armados habían disparado contra el padre Richmond Nilo en la capilla de Nuestra Señora de la Nieve en Zaragoza, en la provincia de Nueva Écija, a unos cien kilómetros al norte de Manila. El 29 de abril anterior, el padre Mark Ventura, de 37 años, fue asesinado a tiros tras celebrar una misa en la provincia norteña de Cagayán, mientras que el 4 de diciembre, el padre Marcelito Páez, de 72 años, fue víctima de un atentado en la ciudad de Jaén, en la provincia de Nueva Écija, tras facilitar la liberación de un preso político.

25 enero 2021, 20:36