Buscar

Vatican News
Archivo. foto. Rey-Bellet. en la entrada del "Molino" de la estación de esquí de Glacier 3000 en Les Diablerets Archivo. foto. Rey-Bellet. en la entrada del "Molino" de la estación de esquí de Glacier 3000 en Les Diablerets 

Se espera la reincorporación de los EEUU al Acuerdo Climático de París

Entre las primeras medidas que se esperan del nuevo presidente Joe Biden está la firma de una orden ejecutiva para que Estados Unidos se reincorpore al Acuerdo de París, la convención marco de la ONU adoptada en diciembre de 2015 en la 21ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP21). Los obispos expresan su beneplácito por este paso “importante para la familia humana”.

Lisa Zengarini-Ciudad del Vaticano

El Acuerdo de París, la convención marco de la ONU adoptada en diciembre de 2015 en la 21ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP21), destinado a limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados y a reforzar la capacidad de los países para hacer frente a los impactos del cambio climático, había sido, como es sabido, duramente criticado por la anterior Administración, por considerarlo perjudicial para la economía estadounidense, que en 2017 decidió por tanto abandonarlo.

El nuevo giro también ha sido acogido con satisfacción por los obispos norteamericanos, que en una nota expresan su esperanza de que Estados Unidos "no sólo asuma este reto para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050", como esperaban los propios obispos en 2017, sino que "se convierta en el líder climático mundial, aplicando políticas efectivas dirigidas a preservar el medio ambiente y promover el desarrollo económico a través de la innovación, la inversión y el emprendimiento".

La nota fue firmada por Monseñor Paul S. Coakley y Monseñor David J. Malloy, presidentes, respectivamente, de las Comisiones de Justicia Interna y Desarrollo Humano y de Justicia y Paz Internacional de la Conferencia Episcopal (USCCB), junto con Sean L. Callahan, presidente de Catholic Relief Services (CSR), la agencia de la USCCB para la ayuda a los países de ultramar.

Recordando los llamamientos del Papa Francisco a "una cultura del cuidado, que ponga en el centro la dignidad humana y el bien común", los prelados estadounidenses destacan cómo el cuidado de nuestra casa común beneficiará "al medio ambiente y a todos los seres humanos, especialmente a los pobres y vulnerables." Por eso instan a Estados Unidos a hacer mayores esfuerzos para ayudar a las naciones más pobres a adaptarse al cambio climático que no se puede evitar.

 "El cambio climático es un problema concreto que afecta a todos los pueblos y la decisión de volver a unirse al Acuerdo de París es un paso importante en el camino del cuidado del medio ambiente y del respeto a la familia humana", concluye la nota, citando la Constitución conciliar "Gaudium et Spes", según la cual "no hay nada genuinamente humano que no encuentre eco en el corazón de los cristianos."

Cabe recordar que en los últimos cinco años la Iglesia en Estados Unidos ha expresado en repetidas ocasiones su firme apoyo al Acuerdo de París, en línea con la Encíclica "Laudato sì" del Papa Francisco sobre el cuidado de la casa común. El último documento sobre el tema fue publicado el pasado mes de diciembre por Catholic Relief Services en el quinto aniversario de la firma del Tratado, el primer acuerdo universal y legalmente vinculante sobre el cambio climático.

 

23 enero 2021, 14:30