Buscar

Vatican News

Colombia: Profanan la iglesia de Nuestra Señora de Valvanera en Pitalito

Monseñor Fabio Duque Jaramillo, obispo de la diócesis de Garzón, a la cual pertenece la parroquia profanada, publicó un comunicado después de que un grupo de desconocidos, en la noche del 12 al 13 de diciembre, entrara en la iglesia de Nuestra Señora de Valvanera, en Pitalito, departamento del Huila, forzando la puerta del Sagrario: se llevaron el ciborio, la custodia, tiraron las hostias al suelo y luego robaron objetos religiosos.

Ciudad del Vaticano

"En nombre de la Iglesia Católica levanto esta voz de protesta y condena por el acto de profanación del templo y del Sagrario, acto que hiere los sentimientos del pueblo católico de la diócesis de Garzón y de la Iglesia universal, porque todos vemos atacado el misterio central de la fe cristiana: la Eucaristía, la presencia de Dios entre nosotros y la extensión del misterio de la redención del hombre". Son las palabras de Monseñor Fabio Duque Jaramillo, obispo de la diócesis de Garzón, en un comunicado difundido ayer, después de que un grupo de desconocidos, en la noche del 12 al 13 de diciembre, entrara en la iglesia de Nuestra Señora de Valvanera, en Pitalito, departamento del Huila, forzando la puerta del Sagrario: se llevaron el ciborio, la custodia, tiraron las hostias al suelo y luego robaron objetos religiosos.

 

Monseñor Duque, calificando el incidente como "una muy seria violación de los derechos religiosos de los ciudadanos", instó a las autoridades pertinentes a investigar. "Es importante que los gobernantes, las autoridades y los representantes de la sociedad civil no subestimen estos ataques a los sentimientos y a la fe de los católicos", porque "cuando los derechos de Dios son pisoteados con impunidad los derechos del hombre están en peligro", señaló.

Repudio ante la profanación de un lugar sagrado

Asimismo, el prelado invitó a todos los habitantes del territorio de la diócesis a expresar su solidaridad con la comunidad parroquial, también a través de las redes sociales, porque "es nuestro deber, como católicos, repudiar estos actos", explicó.

El obispo de la diócesis de Garzón recordó, por último, que el canon 1367 del Código de Derecho Canónico sanciona "la pena de excomunión para los que profanen las especies consagradas del pan y del vino en las que está presente Cristo Señor, en cuerpo, sangre, alma y divinidad". Una sentencia que no pretende castigar, sino suscitar el arrepentimiento - precisa el prelado - representando "una ocasión para que el transgresor considere la gravedad de su culpa", gravedad que significa que esta excomunión sólo puede ser revocada por el Santo Padre.

Misa de reparación

Finalmente, Monseñor Duque informó a los fieles que la iglesia de Nuestra Señora de Valvanera permanecerá cerrada durante 15 días, hasta el 28 de diciembre, día en que el obispo presidirá una misa de reparación, a las 15 horas, que podrá ser seguida en las redes sociales de la diócesis de Garzón.

16 diciembre 2020, 17:30