Buscar

Vatican News
Vicariato de Yurimaguas Vicariato de Yurimaguas 

Jesús María Aristín asume como obispo de Yurimaguas

“Quisiera ser un pastor que da vida, un pastor que se entrega, que vive y se desvive por sus ovejas y eso significa la cercanía, que conoce a sus ovejas y ellas escuchan su voz”: lo dijo el nuevo obispo de Yurimaraguas, Monseñor Jesús María Aristín, sacerdote pasionista que hasta ahora ejercía como administrador apostólico. La ceremonia tuvo lugar el 8 de diciembre.

Tal como informa la RePam, el Vicariato Apostólico de Yurimaguas festejó, el último 8 de diciembre, la ordenación de Monseñor Aristín como obispo. Con presencia de varios obispos, la ceremonia estuvo presidida por el cardenal Pedro Barreto en la Catedral Virgen de las Nieves. Como señal del compromiso y cercanía con los pueblos indígenas, lució la tawasa (corona de plumas) obsequiada por el grupo de diáconos del pueblo achuar que llegaron desde la frontera con Ecuador para su ordenación.

“Debemos evangelizar como María, con su testimonio, no hablar tanto, sino obrar conforme a Jesús, y como San Francisco de Asís, modelo de evangelización, quien dijo a sus hermanos y hermanas: ‘Evangelicen, y si hace falta hablen’, como diciendo que la evangelización es el testimonio de una vida entrada y una sangre derramada”, dijo el Cardenal Barreto, indicando también que todos los bautizados y bautizadas, no solo los sacerdotes, deben de “ser eucarísticos de un cuerpo entregado por amor y una sangre derramada, para la vida y esperanza del mundo”. Asimismo, recordó que es la pasión por Jesús la que “entusiasma a entregar la vida”.

“Entusiasmo por entregar la vida”

Monseñor Jesús María Aristín, sacerdote pasionista que hasta ahora ejercía como administrador apostólico, expresó que se siente "animado por el Espíritu”, y agradeció “de corazón” a quienes le acompañan en el día a día en todas las labores de la iglesia yurimagüina. El nuevo obispo reconoce que “ahora viene lo difícil”, pues toca seguir siendo una "Iglesia profética y misionera", siempre al lado de quienes más necesitan; seguir trabajando con las comunidades, los asentamientos humanos, los agricultores; seguir denunciando los abusos de los poderosos y el daño constante que se ejerce contra nuestra ‘Querida Amazonía’, contra la Madre Tierra. "Toca - dijo también el prelado- atender y apoyar a los discapacitados, y a los ancianos. También acompañar a los profesores y, en contextos como el actual, seguir vigilantes de autoridades y servicios de salud".

“Quisiera ser un pastor que da vida, un pastor que se entrega, que vive y se desvive por sus ovejas y eso significa la cercanía, que conoce a sus ovejas y ellas escuchan su voz.”

Ordenación de Monseñor Aristín
Ordenación de Monseñor Aristín

Breve biografía

En los últimos años Monseñor Aristín ejercía como administrador apostólico del Vicariato de Yurimaguas. Nacido en 1954 en Santa Cecilia del Alcor (Palencia), se presenta como bilbaíno, pues desde niño vivió en Bilbao. Cursó estudios primarios y secundarios en el Seminario Menor de los Pasionistas de Euba y estudió Teología en la Universidad de Deusto en Bilbao. Es licenciado en Teología por la Universidad Gregoriana de Roma y en Psicología Clínica por la Universidad Nacional de Educación (UNED) de Madrid. Fue ordenado sacerdote el 23 de septiembre de 1979.

Llegó a Perú por vez primera en 1984 siendo misionero en Tarapoto, en la Prelatura de Moyobamba, Perú. En esa parte de la Amazonía asumió diferentes cargos y parroquias para, luego asumir diferentes cargos como ser designado consultor provincial, secretario de Misiones y procurador Provincial de Misiones en España. Entre 2006-2016, fue secretario general de Misiones en la Oficina de Solidaridad y Misiones Pasionistas de la Curia General en Roma.

16 diciembre 2020, 15:20