Buscar

Vatican News
2019.09.26 Eutanasia 2019.09.26 Eutanasia 

España. Ley de Eutanasia. Cardenal Osoro: "defender siempre la vida"

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, expresó su preocupación por el avance del proyecto de ley sobre la eutanasia. Subrayó la opción de la Iglesia por la vida y afirmó: Cristo “triunfó sobre la muerte y nos recuerda que hemos sido creados para dar vida".

Anna Poce - Vatican News

El cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, en su carta semanal, publicada ayer en la página web de la arquidiócesis, preocupado por el avance del proyecto de ley español sobre la eutanasia, recordó a los fieles que "la misión del hombre es defender siempre la vida y poner a su disposición todos los medios para hacerlo" y que "la muerte inducida es sólo un atajo fácil ante la debilidad y el dolor".

A la pregunta "¿de qué manera debemos defender la vida?", el cardenal, en este tiempo de Adviento, respondió que para nosotros "la única orientación, la única dirección del intelecto, la voluntad y el corazón es Cristo". Invitó a los fieles, por lo tanto, a mirarlo, contemplarlo y meditar sus palabras.

"En las circunstancias actuales", dijo, "debemos mirar a Él, que es la Salvación, que triunfó sobre la muerte y nos recuerda que hemos sido creados para dar vida".

Sólo envueltos en el misterio de Jesús, de hecho," continuó el Cardenal Osoro, "descubrimos que el hombre no puede vivir sin amor. Necesitamos amar. Y amar no tiene nada que ver con matar". Señaló, "cuando amo a alguien, si su muerte se acerca, trataré por todos los medios de no hacerle sufrir y no me desharé de él", porque lo que la persona, en esos momentos, "quiere más que nada es que le muestre mi amor, incluso más profundamente".

"El amor nos lleva a estar con el enfermo, mostrándole su dignidad con hechos", continuó, "con los cuidados paliativos que necesita; aliviando el dolor, la angustia, la soledad", porque "nadie es una carga", como sienten los más débiles, "condicionados y presionados", en los países donde se ha legalizado la eutanasia. El enfermo, dijo, "debe ser visto y percibido como una persona a la que hay que cuidar y tratar, que nunca será un problema o un objeto inútil o una carga que sólo es un coste para la sociedad y un inconveniente para la familia".

El cardenal Osoro subrayó entonces cómo la Iglesia nunca ha abandonado al hombre, "y por eso nos recuerda ahora que el estilo de vida que el Señor nos ha ofrecido es el único camino".

"En su historia", explicó, la Iglesia "ha salido al encuentro de los enfermos, creando hospitales; los ancianos, creando asilos y residencias; los niños y los jóvenes, creando hogares y escuelas.... Aquellos que a menudo no han sido atendidos siempre tendrán un lugar en la Iglesia". Y ante la realidad de la eutanasia este amor, esta verdad y la vida de Cristo "debe entrar en nuestras vidas, así como entraron en las vidas de los santos de la Iglesia".

Finalmente, el Cardenal Osoro animó a los fieles a preguntarse si los logros alcanzados en los diferentes aspectos de la vida promueven el progreso moral y espiritual del hombre. "Es bueno preguntarnos si estamos creciendo en el amor social, en el respeto de los derechos de los demás, o si estamos creciendo más en el egoísmo, en la mirada hacia nosotros mismos, en el dominio sobre los demás", porque como cristianos, en cambio, debemos ser llamados a amar con el amor y la pasión con que Cristo nos amó y a dar este amor a todos. Y esto es lo que un pueblo también debe hacer, si está verdaderamente al servicio de sí mismo: "debe servir a la vida".

17 diciembre 2020, 11:23