Buscar

Vatican News
Manifiesto interreligioso: "Artesanos de la vida y la esperanza". Manifiesto interreligioso: "Artesanos de la vida y la esperanza". 

España. Manifiesto interreligioso: "Artesanos de la vida y la esperanza"

Las diversas confesiones religiosas con presencia en España celebran este encuentro interreligioso con el objetivo de invitar a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a ser “Artesanos de vida y esperanza”, una de las tareas más importantes de las religiones en nuestro mundo.

Isabella Piro – Ciudad del Vaticano

"Artesanos de la vida y la esperanza": este es el título del manifiesto resultante de la reunión interreligiosa celebrada en Madrid, España, el pasado 11 de diciembre. Participaron representantes de católicos, evangélicos, ortodoxos, judíos, musulmanes e hindúes. En particular, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Monseñor Luis Argüello, estuvo presente. El origen de la reunión fue el proyecto de ley sobre la eutanasia, que pronto se someterá al Congreso, y contra el cual la CEE ha pedido un "Día de ayuno y oración" el miércoles 16 de diciembre. "Las diferentes tradiciones religiosas quieren expresar su deseo de colaborar en la construcción de una humanidad renovada, en el diálogo y la escucha recíproca con los diferentes campos del conocimiento, para que la luz de la Verdad ilumine a todos los hombres y mujeres que habitan nuestro mundo". De ahí el llamamiento "a los jefes de las naciones y a los gobernantes para que construyan una sociedad basada en el valor inviolable de la vida humana y la dignidad de la persona, y para que rechacen las leyes que las violen". "Nos preocupa especialmente la redacción de la ley sobre la eutanasia", dicen los exponentes de las distintas religiones, "por el contrario, apoyamos una legislación adecuada sobre los cuidados paliativos".

Al mismo tiempo, el manifiesto proclama "la firme convicción de que la violencia y el terrorismo se oponen al verdadero espíritu de nuestras religiones". Y frente a esto, condenamos cualquier regreso a la violencia en nombre de Dios". Como "arquitectos de la paz y la fraternidad", los firmantes se comprometen "a trabajar juntos para educar a las personas en el respeto y la estima mutua, a fin de poder construir una nueva fraternidad y amistad social". El mismo compromiso es reafirmado por los líderes religiosos en su cercanía "a los que sufren la miseria y el abandono y en la escucha del grito de los descartados de nuestra sociedad", porque "el otro es siempre un hermano".  Por último, el manifiesto hace un llamamiento al "diálogo a todos los niveles, para que la sociedad también tenga en cuenta nuestra visión del ser humano y del mundo, para que todos nos enriquezcamos".

 

14 diciembre 2020, 13:45