Buscar

Vatican News
Revista Cerrados Revista Cerrados 

Brasil. Comisión Pastoral de la tierra denuncia impacto del uso de pesticidas

La Iglesia brasileña lanza la revista “Cerrados” en defensa de una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo, que sufre el impacto del uso de pesticidas, de la contaminación y la deforestación que abren paso a las multinacionales agroalimentarias.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

La deforestación, la expansión agrícola y los incendios han destruido casi el 60% de la sabana con mayor biodiversidad del mundo, El Cerrado. Situado en la meseta central del Brasil cubre ell 25% del territorio nacional. A esta eco-región, la Comisión Pastoral de Tierras (CPT) dedica una publicación la “Revista Cerrados” que denuncia los diversos impactos a la biodiversidad del Cerrado y en los territorios donde viven sus pueblos provocados por el uso intenso de pesticidas por parte de la agroindustria de soja, maíz, caña de azúcar, algodón y otros monocultivos.

Este ecosistema con más de 10.000 especies de plantas, de las cuales un 45% son endémicas también abastece a tres de las principales fuentes de agua de Sudamérica: los ríos Amazonas, Paraguay y San Francisco. Es así como entre los datos preocupantes referidos en una nota publicada en el portal de la Conferencia Nacional de Obispos católicos de Brasil (CNBB), destaca que hasta agosto de este año, el Gobierno Federal autorizó la venta de más de 2.800 productos pesticidas en Brasil. “Desde principios de 2019 – denuncia - 745 nuevos venenos han sido autorizados por la administración del presidente Jair Bolsonaro" .

Los artículos presentados en la  “Revista Cerrados”  también relacionan el aumento del uso de plaguicidas con casos de intoxicación de personas en los estados que conforman la llamada última frontera agrícola de Matopiba (acrónimo de los estados de Maranhão, Tocantins, Piauí y Bahía). Igualmente, los textos revelas “las diversas maniobras del gobierno” hacia el desmantelamiento y flexibilización de la legislación relacionada con plaguicidas en el país.

“El objetivo de Revista Cerrados es ser un espacio de denuncia de la violencia y destrucción de la sociobiodiversidad del Cerrado, pero también quiere ser una herramienta de información y formación para las comunidades, organizaciones colaboradoras, investigadores y población en general”, dice Valéria Santos, miembro de la coordinación editorial de la publicación.

Pero no todo es negativo, la revista también ofrece un espacio a la buena noticia basada en conocimientos y prácticas agroecológicas de los territorios de pueblos y comunidades tradicionales, como resistencia a este “proyecto de muerte”. Ejemplo de ello, son las mujeres auto-organizadas de las comunidades rurales de Baixada Cuiabana, en Mato Grosso, quienes se reconocen como guardianas de El Cerrado y se ponen en marcha un proceso de rescate cultural y transformación en la construcción de una sociedad con relaciones sociales y ambientales más saludables.

Para la Comisión Pastoral de Tierras, la publicación es un instrumento eficaz para fomentar la de soberanía alimentaria, sin la aplicación de venenos y la degradación del Cerrado. “Para el conocimiento y reconocimiento de la riqueza de las formas de vida de los pueblos cerratenses – explica Santos - la Revista trae anuncios de las luchas de los pueblos por la tierra, la agroecología, la soberanía alimentaria y los territorios libres de pesticidas”.  

21 diciembre 2020, 14:19