Buscar

Vatican News
Archivo, Encuentro de Charis en el Vaticano en el 2019 Archivo, Encuentro de Charis en el Vaticano en el 2019  (Vatican Media)

Charis, la Renovación Carismática Católica cumple dos años

El Papa Francisco solicitó a la Renovación Carismática o Renovación en el Espíritu Santo, que haya un servicio de comunión entre todas las realidades del Movimiento. El moderador de Charis: "El camino es preparar a los miembros de esta corriente de gracia para que comprendan que el Bautismo en el Espíritu Santo es realmente un puente que nos une a los cristianos que han tenido la misma experiencia".

Emanuela Campanile- Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

"Nuestro sueño es hacer lo que el Papa nos ha pedido. Habla de la Renovación Carismática como una corriente de gracia en la Iglesia, retomando la expresión del cardenal Suenens que la comparó con la Corriente del Golfo en el Atlántico que calienta todo el océano y luego desaparece".

Entonces, nuestro sueño es desaparecer cuando toda la Iglesia haya descubierto el bautismo en el Espíritu Santo". Con estas palabras el belga Jean-Luc Moens, primer moderador de Charis, describió el 6 de junio de 2019, la nueva realidad al servicio de la Renovación Carismática Católica. Cara a cara, durante una entrevista frente al Aula Pablo VI, el profesor relató y describió el significado y la emoción por el nacimiento oficial de Charis - celebrado oficialmente con una reunión internacional en el Vaticano en Pentecostés.

Los estatutos de Charis fueron publicados en el Vaticano el 8 de diciembre de 2018. El nuevo servicio, creado a petición del propio Papa Francisco, se pone en marcha en Pentecostés de 2019, cuando este año 2020 era todavía inimaginable. Y Charis, que en griego significa gracia, no se detuvo, como explica el profesor Moens:

R. - El primer fruto es la comunión que está creciendo entre todas las expresiones de la Renovación de todo el mundo y en esto se puede ver la gran buena voluntad y cuántos están abiertos a la decisión del Papa.  Ciertamente, con el Covid-19 no fue muy fácil, ya que no es fácil para nadie. Tuvimos que empezar todo online. En la vigilia de Pentecostés tuvimos algo así como 300 - 400 personas conectadas para rezar al Espíritu Santo y escuchar el mensaje del Papa y reflexionar especialmente cuando dijo que tenemos que elegir si salir de esta pandemia mejor o peor.

Y cuáles son sus objetivos, concretamente, para que no salgamos de esta pandemia peores

Hemos recibido la tarea de desarrollar en la Renovación el conocimiento de la importancia de servir a los pobres y hemos visto que la Renovación en todo el mundo se ha puesto realmente a trabajar. Con todos, compartimos todo lo que sabíamos y llegamos a conocer para crear comunión y red.

Por supuesto, estamos cerrados en casa y no es algo fácil para nadie, pero también hubo otro evento muy importante. El Papa nos pide que renovemos también a los responsables, a los que quiere llamar siervos y no líderes. Así que empezamos algunos cursos en línea: hay un curso sobre la Palabra de Dios llamado Logos y en enero empezaremos el curso para los sirvientes que quieran ser responsables. También estamos preparando el curso de ecumenismo. Estas son parte de las prioridades que el Pontífice nos ha indicado. El camino, por lo tanto, es preparar a los miembros de esta corriente de gracia para que comprendan que el Bautismo en el Espíritu Santo es realmente un puente que nos une a los cristianos que han tenido la misma experiencia.

09 diciembre 2020, 12:15