Buscar

Vatican News
Archivo. 2019.06.03 Cardenal Leopoldo Brenes Arzobispo de Managua Archivo. 2019.06.03 Cardenal Leopoldo Brenes Arzobispo de Managua 

Nicaragua. Los obispos acompañarán a los fieles en proceso electoral

El arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, hizo un balance de lo que fue este 2020 en Nicaragua, y dentro de esta pandemia que aún vive el país, qué futuro les espera a los nicaragüenses.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Este 2021, los obispos tienen un nuevo reto. Nicaragua entrará en un proceso de preparación para las elecciones presidenciales de la Asamblea Nacional. Ante el temor de que la campaña electoral se vea ensombrecida por la violencia, el reto de los obispos, dijo el cardenal arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes en entrveista con vatican news, será el de acompañar desde el Evangelio a los fieles para que este próximo año no sea un año de violencia.

Las 20 Comisiones de Pastoral que tiene la Arquidiócesis han preparado un programa que se irá adecuando a las diversas situaciones que viva el país, dijo el purpurado, los obispos animarán a la feligresía desde el Evangelio, "basaremos toda nuestra predicación en ese documento hermoso que nos regaló el Papa Francisco el 4 de octubre: Fratelli tutti. Cómo explotarlo en cada uno de los temas, sobre todo el tema que habla de la grandeza de la política", los textos de la Carta Fratelli tutti y las iniciativas que se harán en el Año Santo dedicado a San José, de quien Nicaragua tiene una gran devoción, todo servirá de apoyo afirmó, para animar a los fieles. El Cardenal, recordó que también se dejarán conducir por el Espíritu,  por la Virgen María y por Jesucristo.

Cardenal Arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes

Como todo el mundo, Nicaragua se vio sorprendida por el coronavirus. Como Conferencia Episcopal se tomó la iniciativa de comenzar a promover la solicitud de pedirles a los fieles de quedarse en casa, y de respetar las medidas restrictivas: Lavarse las manos, la mascarilla y el mantener la distancia social. El arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, dijo que con el objetivo de cuidar la vida de la feligresía, metieron de lado todos los proyectos y agenda del año.

“La Conferencia Episcopal en su comunicado, decía suprimimos por el momento, toda participación de forma masiva, de manera especial nuestras procesiones, del tiempo cuaresmal. Nuestros templos fueron cerrados, para la participación masiva”, pero quedaron abiertos para quien se acercara a orar. El purpurado afirmó que se les pidió a los sacerdotes, seguir celebrando la eucaristía sin participación de fieles.

Buen uso de las redes

Los obispos dejaron de asistir a los compromisos religiosos que se tenían en diversas iglesias. Y como toda la humanidad, comenzaron a aprovechar los nuevos instrumentos de evangelización: El uso de las redes, más bien, como dijo el purpurado, el “buen uso de las redes”.

“Comenzamos a celebrar la Eucaristía a través de las redes, e invitando a la gente a estar atenta a participar, con el mínimo medio de comunicación que tenemos. El canal 51 de la conferencia Episcopal, Radio Católica de Nicaragua, Radio María y Estrella del Mar y las diversas radios y pequeñas televisoras de nuestras Diócesis jugaron un papel muy importante”.

De esta manera, las parroquias, entraron en las casas de los fieles nicaragüenses, se elaboraron “nuevos proyectos, a través de Facebook”.  Para el cardenal fue una experiencia muy hermosa, pero también triste como pastores, “acostumbrados a estar cerca de nuestra gente, de manera especial, en estos tiempos tan hermosos, como el tiempo de Cuaresma y el de la Semana Santa”.

Cuidar la vida

Los nuevos proyectos pastorales hechos online, y con las radios y televisoras, permitieron hacer partícipes a la feligresía de las nuevas actividades de pastoral social. Se organizaron desde las distintas parroquias canastas básicas, para ayudar a quien por la pandemia había perdido el trabajo o que estaban enfermos.

“Hubo comunidades parroquiales, que prepararon mensualmente 300 a 400 canastas básicas para llevar a los feligreses”. Ayudaron empresas e instituciones, sin fines de propaganda, así señaló el purpurado, se “cumplió un testimonio hermoso del Buen samaritano. No pedir recompensa y no pedir también aplausos, solamente, hacer el bien a aquella persona, que lo estaba necesitando”.

Todo el año se fue así dijo el cardenal, hasta que en noviembre se hicieron “pequeños protocolos para la participación de los fieles en la Eucaristía y algunos actos de piedad. Protocolos sencillos como lavarse las manos, usar la mascarilla, lavarse con alcohol y mantener la distancia de dos metros”.

Procesiones hechas virtualmente

Nicaragua realiza “grandes procesiones” especialmente en la Arquidiócesis: el Viacrucis del Viernes Santo donde participan más de 40 mil personas, la procesión de Santo Domingo de Guzmán, que también acoge de 30 a 40 mil personas, la procesión y celebración de san Gerónimo, todas se hicieron en forma virtual. El cardenal en la entrevista agradeció a los fieles que escucharon y comprendieron que estas medidas eran hechas como medida de protección.  Desde noviembre, poco a poco ha ido aumentando la participación en los templos.

Usando las radios, televisoras y redes sociales, las distintas parroquias del país han hecho la Hora Santa, la Eucaristía y la procesión con el Santísimo Sacramento para prepararnos para el Nuevo Año.

25 diciembre 2020, 10:36