Buscar

Vatican News
“Legalizar el aborto sería un brutal retroceso como sociedad humana, asimilable a eliminar otras vidas nacidas y  que por su condición de pobreza pueden molestar especialmente a algunos”, dice el presidente de Cáritas. “Legalizar el aborto sería un brutal retroceso como sociedad humana, asimilable a eliminar otras vidas nacidas y que por su condición de pobreza pueden molestar especialmente a algunos”, dice el presidente de Cáritas. 

Cáritas Argentina: Legalizar el aborto sería brutal retroceso como sociedad humana

Ante el inminente debate del aborto, el presidente de Cáritas Argentina llama a proteger la vida de los más frágiles y vulnerables y critica a quienes, aun rechazando el aborto, no defienden la vida de los ya nacidos o de sus madres sumidos en la pobreza o que deshonran la dignidad de los pobres apoyando leyes que los despojan de sus derechos.

Alina Tufani - Vatican News

“Nos ha sorprendido y ha causado un gran dolor que ahora nos encontremos a las puertas del tratamiento de una ley para legalizar el aborto, un proyecto de ley que hace dos años no fue aprobado”. Así lo expresa monseñor Carlos Tissera, Presidente de Cáritas Argentina, en una carta en la que manifiesta au rechazo al  proyecto de legalización del aborto. “Es difícil entender cómo hay legisladores que pueden votar una ley por la cual el Estado quita el principal derecho humano de la vida a algunas personas, que además están indefensas e indefensos” – plantea monseñor Tissera al recordar que cuidar la vida es la principal función de la salud pública.

“Legalizar el aborto sería un brutal retroceso como sociedad humana, asimilable a eliminar otras vidas nacidas y  que por su condición de pobreza pueden molestar especialmente a algunos.”, dice el presidente de Cáritas. Y agrega, que así como causa dolor una posible ley del aborto, igual dolor provoca ver a cristianos que defienden la vida por nacer y se olvidan de la vida ya nacida; que deshonran la dignidad de los pobres apoyando leyes de despojo de derechos adquiridos; o aquellos que vociferan contra el aborto y no mueven un dedo para estar junto a las madres que viven su embarazo en situaciones de pobreza, descarte o explotación”

“Cáritas no quiere descartar a nadie. Sólo queremos incluir e integrar toda vida”,  dice monseñor Tisseri al recordar que  la misión de Cáritas es precisamente recibir la vida como viene y acompañar a las familias, ayudando a las madres, padres e hijos en sus necesidades y protegerlos en sus fragilidades, no sólo buscando incluirlos en la vida social sino promoviéndolos para integrarlos, y así sean no sólo beneficiarios de programas sociales, sino que sean protagonistas en un proyecto de país para todas y todos los argentinos.

“Cáritas es como la sangre que es la primera en acudir donde hay una herida. Siempre estará junto a una madre que sufre, sin preguntar ni juzgar el porqué de su dolor”, se lee en la nota. Además reitera que Cáritas acompaña y va a seguir al lado de las madres que enfrentan embarazos no deseados, “cualquiera sea el camino que hayan transitado”. En efecto, monseñor Tissera recuerda que Cáritas Argentina asiste a mujeres embarazadas y niños a través de su Programa de Primera Infancia, que contribuye al desarrollo temprano e integral y está basado en la metodología de la Pastoral de la Crianza exitosa en Brasil y en otros países de Latinoamérica.

“Solo hace falta ver cómo esos chicos, muchos de ellos no buscados por sus familias, logran crecer sanos y fuertes, física y espiritualmente, para darse cuenta del horror que hubiese significado matarlos. Esas miles de vidas, con sueños y posibilidades concretas de progreso, son un testimonio que nos interpela, alejado de fundamentalismos y culturas foráneas que nada tiene que ver con el país federal”,  señala monseñor  Tissera.

Cáritas argentina trabaja en más de 30 diócesis con mujeres embarazadas, donde les brinda cuidados durante su gestación, las acompaña en el nacimiento y puerperio, así como en la crianza y desarrollo de sus hijos hasta los 6 años, fomentando que sea la propia familia y la comunidad las que velen por el desarrollo integral de los chicos, construyendo de esta manera un futuro digno para ellos y para el país.

Ante el inminente debate del aborto, Cáritas Argentina quiere amplificar esas voces, por ser una de las instituciones que más trabaja cotidianamente para transformar la vida de las familias y comunidades vulnerables en cada rincón del país.

02 diciembre 2020, 10:42