Buscar

Vatican News
“Una mujer vulnerable que está esperando, no necesita un aborto, sino que la ayudemos”, dijo arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, en su homilía en la fiesta de los Santos Mártires Inocentes. “Una mujer vulnerable que está esperando, no necesita un aborto, sino que la ayudemos”, dijo arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, en su homilía en la fiesta de los Santos Mártires Inocentes. 

Argentina, aborto. Cardenal Poli: proteger la vida desde la concepción

El Senado argentino debate este martes, la interrupción voluntaria del embarazo. El arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, presidiendo una misa en la Catedral Metropolitana en la fiesta de los Santos Mártires Inocentes, invocó la necesidad de proteger a "las almas inocentes que están en el santuario materno y esperan participar de la fiesta de la vida”.

Isabella Piro - Vatican News

Se espera que el Senado argentino vote hoy, 29 de diciembre, el proyecto de ley para legalizar el aborto en el país, una propuesta que ya ha recibido luz verde en la Cámara de Diputados. En vista de la votación, ayer, en la fiesta de los Santos Mártires Inocentes, el arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, presidió una misa en la Catedral Metropolitana en la que invocó la necesidad de proteger a "las almas inocentes que están en el santuario materno y esperan participar de la fiesta de la vida”. “La gran prueba de la pandemia que padece toda la familia humana y que en la Argentina tiene todavía consecuencias muy dolorosas - añadió el cardenal- nos hace pensar en la dignidad de cada vida, nos recuerda cuánto vale un ser humano” ya sea anciano, discapacitado, enfermo, o un niño por nacer.

De ahí la condena del Arzobispo a la "febril obsesión " y a la "incomprensible urgencia" de los políticos que, precisamente en estos tiempos, han decidido legislar sobre el aborto, como si “tuviera algo que ver con los padecimientos, los temores y las preocupaciones de la mayor parte de los argentinos”. Por el contrario, lo que hay que hacer -reiteró el cardenal- es "defender los derechos humanos de los débiles, de tal manera que no se los neguemos, aunque no hayan nacido”.

Un golpe a la esperanza

En cuanto al actual contexto nacional, el cardenal Poli subrayó sus muchas deficiencias: "Hay tantas cuestiones sanitarias y sociales a resolver, que requieren toda nuestra atención: desde los problemas que enfrentan los servicios hospitalarios hasta la cantidad de personas muy enfermas que este año no han recibido adecuada atención médica, pasando por las mujeres que sufren violencia o no tienen un trabajo digno. Sin embargo, lo que se les ofrece en este momento duro e incierto, señaló el arzobispo, es el aborto, y eso es un golpe a la esperanza”.

“Una mujer vulnerable que está esperando, no necesita un aborto, sino que la ayudemos, que encuentre brazos y manos abiertos y solidarios”, para que se pueda salvar a ambos, madre e hijo.

Los niños son la mayor riqueza

El cardenal argentino recordó además que según la Constitución Nacional, el Congreso tiene la tarea de "dictar un régimen de seguridad social especial e integral en protección del niño en situación de desamparo, desde el embarazo hasta la finalización del período de enseñanza elemental, y de la madre durante el embarazo y el tiempo de lactancia". A ambos, como personas, les cabe el «pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por esta Constitución y por los tratados internacionales vigentes sobre derechos humanos», que también obligan a nuestro país a proteger la vida del ser humano desde su concepción”.

Sin embargo, si entran en vigor leyes contrarias a estos derechos - fue la advertencia del cardenal Poli - "una vez más nuestra Constitución quedará en letras, al arbitrio de intereses ajenos al pueblo, que en su gran mayoría siempre apuesta a cuidar el maravilloso acontecimiento de la vida naciente”.

“¿Quién duda, que entre tantas riquezas naturales que cuenta nuestra Nación, los niños del presente, todos los niños y niñas son nuestra mayor fortuna?”

Finalmente, el arzobispo de Buenos Aires, exhortó a los argentinos a "elegir la vida y la fraternidad más allá de todo”. “Caminemos en esperanza”, concluyó.

Que los Santos Mártires Inocentes cuiden a todas las almas inocentes que están en el santuario materno y esperan participar de la fiesta de la vida.

29 diciembre 2020, 17:45