Buscar

Vatican News
Archivo. Calcio: 'Amami e basta'; la Roma contro violenza su donne Archivo. Calcio: 'Amami e basta'; la Roma contro violenza su donne  (ANSA)

Manos Unidas: Un tercio de las mujeres y niñas temen ser atacadas

Mañana se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. El Secretario General de la organización Manos Unidas, instó a las sociedades a no permanecer indiferentes ante el abuso y violencia contra niñas y mujeres.

Anna Poce-Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

 "La sociedad no puede permanecer indiferente ante el abuso y la violencia. No podemos tolerar que el 30% de las mujeres y niñas del mundo vivan con miedo a ser agredidas, a denunciar, o a las reacciones del entorno después de las agresiones... Y todo esto frente a la apatía de la mayoría de las sociedades". Así lo ha manifestado Ricardo Loy, Secretario General de Manos Unidas, en el sitio web de la organización católica con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer 2020, que se celebrará el 25 de noviembre, reafirmando el compromiso de la ONG católica para poner fin a este flagelo.

Con la pandemia ha aumentado violencia doméstica

Un tercio de las mujeres y niñas del mundo viven con miedo a ser atacadas. Y en 2020, las medidas de distanciamiento y confinamiento social adoptadas para detener la propagación de la pandemia de coronavirus han aumentado significativamente este temor y violencia en todo el mundo. Esta violencia tan extendida y arraigada en todas las sociedades llevó a la Organización Mundial de la Salud a definirla en 2013 como "un problema de salud mundial de proporciones epidémicas".

Dado que la violencia contra la mujer va más allá de la mera violencia física, el Secretario General de la organización explicó cómo Manos Unidas está trabajando en diferentes campos para combatir estos comportamientos violentos, que las mujeres y las niñas sufren en su entorno familiar y en sus comunidades. "La educación, en la labor de concienciación que realizamos - explicó el Secretario General - también tiene como objetivo abordar aquellas costumbres religiosas o culturales que las violan físicamente o las hacen invisibles y las excluyen.

Sierra Leona. Ejemplo de violencia contra mujeres y niñas

En Sierra Leona, por ejemplo, las mujeres y las niñas se enfrentan no sólo a la violencia física, que tiene sus raíces en una cultura de silencio - los golpes a la mujer, a la esposa, está muy difundido - sino también a la privación económica. "La violación se utiliza tan comúnmente contra las mujeres y las niñas en Sierra Leona", dijo el Padre Peter Konteh, director de Caritas Freetown, un socio local de Manos Unidas en el país, "que en 2018 el Primer Ministro tuvo que declarar la violencia sexual como una emergencia nacional. También creó una unidad de policía para combatir la violación, especialmente de niños".

Precisamente gracias al apoyo de Manos Unidas, el Padre Konteh contó cómo lograron intervenir en el país sobre la cultura del silencio, que impedía que las víctimas hablaran, especialmente cuando se trataba de una violación, y discutir estos temas. Hasta el punto de que ahora "las mujeres, las niñas y las familias están dispuestas a hablar de los abusos y los culpables son llevados ante la justicia", dijo el sacerdote. Para el director de Caritas Freetown, el mayor éxito del proyecto ha sido ver una mayor conciencia del tema y el impacto que los programas de Caritas y Manos Unidas tienen en las comunidades. "Un gran logro es saber que esto está enviando señales a los 'potenciales perpetradores', protegiendo así a las mujeres y niñas de más abusos", concluyó el Padre Konteh.

En 2019 la ONG de la Iglesia Católica aprobó 69 proyectos, por un monto de 3.776.385 euros, destinados a promover, específicamente, los derechos y oportunidades de más de 170.000 mujeres.

24 noviembre 2020, 10:54