Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Francia. 3º informe de obispos sobre la lucha contra los abusos sexuales

Entre septiembre de 2018 y septiembre de 2020 más de 300 víctimas han testimoniado ante la Comisión independiente creada por el episcopado. Una cifra que va en aumento mientras la cuestión de la asistencia financiera a las víctimas, todavía está en debate.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

Una visión precisa de la situación en los dos últimos años, con la actualización de las cifras de la encuesta realizada en 2018 y datos sobre las acciones realizadas a nivel local y nacional, es el contenido del Tercer Informe sobre la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia presentado a los obispos de Francia, ayer, tercer día de su Asamblea Plenaria.  Monseñor Dominique Blanchet, obispo de Belfort-Montbéliard y vicepresidente de la Conferencia episcopal de Francia (CEF), en su intervención, informó que 320 personas se declararon víctimas entre septiembre de 2018 y septiembre de 2020, en 20 diócesis.  

Monseñor Blanchet  también destacó algunos datos del informe, entre ellos, que de los 320 casos, los obispos enviaron no menos de 110 informes a los fiscales entre septiembre de 2018 y septiembre de 2020. De los 191 responsables procesados desde septiembre de 2018, 8 fueron acusados (seis sacerdotes diocesanos y dos religiosos);  fueron encarcelados cuatro sacerdotes y un religioso; y 4 han cumplido sus penas.

Como descrito en la Introducción del documento, los resultados de este Tercer informe son, en buena parte,  fruto de la labor de la Comisión Independiente sobre el abuso sexual de menores en la Iglesia Católica (Ciase) que ha animado a numerosas víctimas a testimoniar. Creado en 2018, ha identificado cerca de 3500 víctimas desde 1950. Además, el documento analiza las actuaciones de los cuatro grupos de trabajo que pusieron en marcha en noviembre de 2018, es decir, prevención, memoria, apoyo a los autores de los delitos y los datos financieros.

En cuanto a la asistencia financiera a las víctimas, el vicepresidente del episcopado explicó que “la cuestión aún está en debate”, pero aclaró que  se trata de nombrar y cuantificar "este gesto concreto" que demuestra "el compromiso  y la cercanía de la Iglesia". Otro tema planteado en el informe es el apoyo a los autores de los delitos. Al respecto, monseñor Blanchet afirmó que  se trata de un tema delicado  teniendo en cuenta "el suicidio de los sacerdotes implicados" y las dificultades para el acompañamiento de los imputados, los que han sido condenados, los que han cumplido su condena y el de los suspendidos.

Desde  noviembre del año 2000, los obispos de Francia comenzaron a abordar el difícil problema de la pedofilia en el seno de la Iglesia. No obstante el compromiso asumido en la lucha contra la pedofilia, los resultados no fueron lo suficientemente satisfactorios, por lo que en abril de 2016, el Consejo permanente del episcopado da un nuevo impulso a la batalla contra los abusos sexuales con la creación de la Comisión Permanente de Prevención y Lucha contra la pedofilia. Producto de este nuevo organismo, se publica, en octubre de 2017, el primer informe sobre la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia que identificó 222 víctimas entre 2010 y 2016.

El segundo informe publicado en octubre de 2018, reportó 211 testimonios de víctimas contra instituciones eclesiales entre enero de 2017 y octubre de 2018. Con este informe, la CEF deduce que el crecimiento de las denuncias en un solo año respondía a la creación de grupos de acogida en las diócesis, el mayor acceso a mecanismos judiciales y la cobertura mediática permanente de los casos de abuso sexual. De allí, la decisión de la CEF de crear la Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia (C.I.A.S.E.) que atrajo numerosas denuncias, abrió el panorama de los que sucedió en la Iglesia en las últimas décadas y contribuyó a la implementación de las medidas necesarias para combatir y prevenir este flagelo.

06 noviembre 2020, 16:12