Buscar

Vatican News
Atentado en Viena: Cardenal Schönborn pide que no se responda con odio Atentado en Viena: Cardenal Schönborn pide que no se responda con odio  (AFP or licensors)

Atentado en Viena: Cardenal Schönborn pide que no se responda con odio

El arzobispo de Viena, el cardenal Christoph Schönborn, pide que se rece por las víctimas y por los servicios de emergencia tras el atentado terrorista en el centro de la ciudad.

Ciudad del Vaticano

El cardenal Christoph Schönborn pidió que no se responda con odio al ataque terrorista del lunes. "Bajo ninguna circunstancia el odio puede ser la respuesta. El odio despierta el odio", dijo Schönborn al programa de noticias de la ORF "ZiB". Hay que seguir por el camino de la solidaridad, la comunidad y la consideración. Según él, la Iglesia Católica está considerando un funeral en la Catedral de San Esteban.

La entrevista
 

Los terroristas a menudo quieren sembrar el miedo y crear divisiones en la sociedad, ¿cómo se puede hacer frente a esto?  

R. - Durante más de 40 años no hemos visto un ataque terrorista en Austria. Si recuerdo bien, el último gran acto de terrorismo fue el ataque a la sinagoga de Seitenstettengasse (la misma que está cerca del lugar inicial del ataque) en 1981, es decir, hace casi 40 años. Vivimos en un país donde la situación es muy equilibrada y la gente ha experimentado una gran prosperidad y donde, gracias a Dios, todos estamos bien. También nos hemos acostumbrado al hecho de que vivimos en un país seguro. Mi respuesta a la pregunta es que el odio nunca puede ser la respuesta. Porque el odio engendra odio y eso es lo que hemos experimentado en esta terrible noche. Aunque un odio indescriptible pueda manifestarse en una persona, en varias personas, que agita y golpea salvajemente a personas inocentes, matándolas y hiriéndolas gravemente, la respuesta a este odio ciego no debe ser ningún otro odio. Este es el mensaje más importante para mí.

Mucha gente sigue siendo insegura, tiene miedo. ¿Hasta qué punto pueden las iglesias dar consuelo y aliento en estos tiempos difíciles?

R. - Es muy importante para nosotros, a pesar del aislamiento, que las iglesias permanezcan abiertas, que simplemente tengamos un lugar donde podamos ir a respirar profundamente y decir una oración silenciosa. Hay un verdadero consuelo en esto. Se lo deseo sobre todo a los familiares de las personas que fueron asesinadas esa noche, se lo deseo a todos los heridos y a todos nosotros. Porque si somos buenos unos con otros y no caemos en el pánico y el miedo del otro, en una sociedad que se cierra en el miedo, pero que consigue tener los sentimientos que han caracterizado a los austriacos en las últimas décadas -hablar unos con otros, acercarse, y ahora con la pandemia, aunque siempre a la distancia tener el corazón que se acerca-, mientras este calor humano en la sociedad sea más fuerte que el frío del odio, no debemos desanimarnos.

¿Habrá también una ceremonia para las víctimas en la Catedral de San Esteban?

R. - Hoy pensamos celebrar una misa, aún la estamos organizando y será anunciada a tiempo. Por supuesto que no podemos invitar a mucha gente a la catedral, pero nos aseguraremos de que se transmita en vivo para que realmente podamos llegar a todos y dar alivio. Debo decir que esto es lo que me ha pasado esta noche, noticias terribles de este tipo desestabilizan. Hace poco entré en la capilla y traté de encontrar algo de paz interior y recé por la gente, los servicios de emergencia, que están totalmente comprometidos y arriesgan sus vidas por nuestra seguridad.

03 noviembre 2020, 16:04