Buscar

Vatican News

Venezuela reza por el párroco José Manuel de Jesús asesinado durante un robo

La Conferencia Episcopal Venezolana condena el lamentable asesinato del párroco José Manuel de Jesús Ferreira que tuvo lugar el martes 20 de octubre, luego de que el sacerdote celebrara la misa ante la presencia de un grupo reducido de fieles, debido a la pandemia. La Iglesia en Venezuela reza por el eterno descanso de su alma.

Ciudad del Vaticano

El obispo de la diócesis de San Carlos de Venezuela, monseñor Polito Rodríguez Méndez, junto a la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Dehoniani), publicaron un comunicado para informar de la muerte violenta del sacerdote José Manuel de Jesús Ferreira, párroco de la Iglesia San Juan Bautista en la ciudad San Carlos, en el estado Cojedes.

Asesinado de un disparo

Según informa la agencia de noticias Fides, el asesinato tuvo lugar el martes 20 de octubre, luego de que el sacerdote celebrara la misa ante la presencia de un grupo reducido de fieles, debido a la pandemia, mientras los saludaba fuera de la iglesia, en la calle. La declaración concluye pidiendo orar por el eterno descanso de su alma.

 

Asimismo, la Conferencia Episcopal Venezolana, que condenó el hecho, informa en una nota enviada a Fides las palabras de Monseñor Polito Rodríguez Méndez: "el sacerdote, en el momento de saludar a este pequeño grupo de personas, vio a una mujer que había sido asaltada, y al acudir en su ayuda recibió un disparo. Hasta el último momento, el padre José Manuel hizo el bien”.

Funeral del padre José Manuel 

A pesar de ser trasladado al hospital de San Carlos, el sacerdote murió poco después. El funeral se celebró ayer en la parroquia donde desempeñaba su misión pastoral.

El padre José Manuel nació en Caracas (Venezuela) el 25 de noviembre de 1980, hijo de inmigrantes portugueses. Ingresó a la Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús en el año 2000. Fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 2009. Actualmente era párroco en el Santuario Eucarístico "San Juan", donde había comenzado la restauración del santuario que data de la época colonial y fue promoviendo diversas actividades sociales a favor de los más desfavorecidos. Entre otras tareas, fue el responsable de la pastoral misionera de la diócesis de San Carlos. Quienes lo conocieron recuerdan su espíritu carismático y dinámico, siempre interesado en desarrollar actividades innovadoras. De carácter afable y tranquilo, siempre estuvo disponible a la hora de ayudar a sus hermanos.

22 octubre 2020, 15:21