Buscar

Vatican News

Indonesia. El Padre Susanto, el sacerdote "YouTuber" que enseña la Biblia en la web

Esta es la historia de Padre Josep Ferry Susanto, un sacerdote de Indonesia, que en 2019 decidió abrir un canal en YouTube llamado simplemente "Aprende la Biblia con el Padre Josep", con el fin de evangelizar desde las redes sociales.

Ciudad del Vaticano

Hay deportistas, los "masterchefs", los expertos en moda, los viajeros, los genios de la informática y muchos otros: el mundo de los "YouTubers" es muy variado, es decir, aquellos que, a través de la publicación de vídeos en su canal de YouTube, profundizan en un tema específico o cuentan su propia experiencia. El Padre Josep Ferry Susanto, un sacerdote de Indonesia, es uno de ellos, pero por supuesto de una manera diferente: el propósito de su canal de YouTube, de hecho, no es ni la fama ni la ganancia financiera, sino la evangelización. A los 43 años de edad, ordenado sacerdote en 2006, el Padre Josep estudió en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma; luego, en 2012, comenzó a enseñar en la Escuela de Filosofía de los Jesuitas en Driyarkara. Dos años más tarde, se fue a Filipinas, donde continuó sus estudios, y en 2017 regresó a Indonesia, donde reanudó la enseñanza de la Biblia en las escuelas y en varios institutos locales y parroquias de Yakarta, convirtiéndose también en Presidente de la Comisión Bíblica Diocesana. En febrero de 2019 – explica a la agencia Ucanews – llegó el momento decisivo: en una reunión de los sacerdotes de la Arquidiócesis de Yakarta, el Padre Josep se reunió con un antiguo alumno suyo que le explicó las oportunidades que ofrece el mundo social, en particular el intercambio de vídeos en línea. De ahí la idea de llevar la evangelización a la web, creando un canal especial, llamado simplemente "Aprende la Biblia con el Padre Josep". "Quería invitar a la gente a leer las Sagradas Escrituras conmigo, enseñándoles que puede ser bueno aprender la Palabra de Dios correctamente y entender su profundo mensaje.

Del Whatsapp al YouTube

El primer video subido al canal estaba dedicado a las madres en la Biblia. El Padre Josep admite que no fue muy bueno: grabado con el teléfono móvil apoyado en una pila de libros, como un trípode, y editado con una simple aplicación, el vídeo no fue particularmente apreciado por los fieles, sobre todo en el aspecto técnico. Pero el sacerdote no se dio por vencido: consiguió un equipo más profesional, reeditó el video y practicó la grabación, tanto que, en pocas semanas, su canal de YouTube vio miles de suscriptores. Muchos de ellos eran ya fieles "históricos" del Padre Josep que, cuando estudiaba en Roma, les enviaba meditaciones diarias sobre la Biblia a través de Whatsapp.

YouTube lo premió con el “Silver Button Award”

Actualmente, el canal del Padre Susanto ofrece más de 300 vídeos a más de 130 mil suscriptores, lo que le ha valido el "Silver Button Award", el premio que YouTube otorga a los que superan los 100 mil suscriptores. Cada video del Padre Josep nunca dura más de diez minutos: "Siempre tengo presente la petición que me hizo el Arzobispo de Yakarta, Monseñor Ignacio Suharyo – explica el sacerdote – de hacer que los católicos amen y lean la Biblia. Por eso mis videos son simples: no quiero complicar la enseñanza bíblica". Del canal de YouTube el padre Susanto también obtiene ganancias financieras, pero quiere especificar que "no es que ponga la Palabra de Dios a la venta y no lo hago por interés personal". Más bien, los ingresos que provienen de la red se reinvierten en buenas causas, como el apoyo al hospital católico local o la donación de alimentos a los más necesitados". Quiero que mis videos se conviertan en una bendición para los demás", concluye. "Mi único propósito es dar a conocer la gloria de Dios al mundo".

05 octubre 2020, 17:51