Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Argentina. Iglesias católica y evangélica rechazan discusión de ley de aborto

En dos comunicados las iglesias cristianas rechazan el intento del Ejecutivo de introducir en el Parlamento una discusión tan grave en medio de una pandemia que ha traído dolor y muerte en las familias argentinas y ha puesto a prueba el sistema de salud pública.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia episcopal argentina (CEA) cuestiona la introducción del proyecto de Ley de aborto al Congreso Nacional, especialmente, en un momento en que el Estado, ante la pandemia de Covid-19,  debe velar por el cuidado de la "salud pública", es decir, el cuidado de la vida humana. En un comunicado, el episcopado sostiene que una agenda auténticamente democrática, además de defender la dignidad de la vida y la promoción de los derechos humanos, debe considerar la dolorosa coyuntura actual de la Salud Pública que hace “insostenible e inoportuno” cualquier intento de presentar y discutir una ley con tales características, donde se pone en juego la vida misma.

“En este tiempo, cuando el ánimo de los argentinos se sobrepone a situaciones extremas con paciencia, ingenio y esperanza –aún ante la pérdida de seres queridos en las familias-; cuando padecemos el humillante aumento en la cantidad de hogares cada vez más pobres; en un año escolar que dejó al margen a una gran cantidad de alumnos y puso en evidencia la desigualdad de recursos y medios; cuando los heroicos agentes sanitarios agotados por el esfuerzo sobrehumano nos piden a gritos que cuidemos la vida; el sentido común –que abunda en el pueblo sencillo- nos revela que no hay lugar para pensar en proyectos legislativos que contradicen el discurso que dice cuidar a todos los argentinos como prioridad”.

El episcopado hizo pública su declaración tras el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la inminente presentación ante la Asamblea Legislativa – probablemente la próxima semana - del proyecto de Ley de aborto como prometió el pasado 1 de marzo. En este contexto, la declaración de la CEA reitera que “no cuidar todas las vidas, toda la vida” representa una falta “gravísima” de un Estado que debe proteger a sus habitantes e invita a la “prudencia política” para “no desalentar” los intentos de unidad nacional que tanto pide la sociedad Argentina.  

“Las últimas noticias sobre la inminente introducción del proyecto de Ley de aborto al Congreso Nacional nos sorprenden tristemente porque desalientan la búsqueda del encuentro fraterno e imprescindible entre los argentinos”, se lee en la nota. Además recuerda las palabras del Papa Francisco que en su reciente Encíclica Fratelli tutti propone “abrir el corazón ante un mundo que rompe en pedazos los sueños y se encierra detrás de una mirada egoísta y excluyente, porque “en el fondo no se considera ya a las personas como un valor primario que hay que respetar y amparar, especialmente si son pobres o discapacitadas, si “todavía no son útiles” –como los no nacidos-, o si “ya no sirven”- como los ancianos”.

La declaración de la Comisión ejecutiva, publicada en el portal de la CEA, está acompañada por la declaración la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Famila (CEVILAF), que agradece y se adhiere al comunicado de la Alianza cristiana de Iglesias evangélicas de Argentina (ACIERA), publicado el 19 de octubre pasado, bajo título: "No es tiempo de discutir el aborto, estamos en medio de una pandemia"

La alianza evangélica reitera que el derecho a nacer, es un derecho humano inalienable y cuestiona que en medio de la pandemia el intento de legalizar el aborto pone en juego no sólo la vida de los niños por nacer, sino de la ciudadanía que saldrá a las calles a manifestar su postura. “Estamos en cifras cercanas al millón de casos de Covid-19. Los sistemas sanitarios están colapsados en diferentes lugares del país, y con récord de muertes diarias, escalando a los primeros lugares del mundo”, advierte la nota de la ACIERA al sostener que la decisión del Ejecutivo responde a las presiones de los grupos pro aborto, sin importar la grave situación de la salud en el país. 

La nota de las Iglesias evangélicas recuerda que hace dos años el mismo Congreso de la Nación rechazó dicho proyecto de ley por amplia mayoría, y que su discusión ahora solamente produciría “grietas” en el país. “Cuidar la vida desde la concepción hasta la muerte natural, en todos sus aspectos, es un mensaje y un mandato. No solamente desde nuestras leyes y nuestra Constitución, sino desde el mismo sentido común y desde la propia naturaleza que lleva a la preservación de la raza humana, siendo el derecho a nacer un derecho humano inalienable. Como también y primordialmente, un mandato de Dios”, reafirma la ACIERA.

23 octubre 2020, 17:51