Buscar

Vatican News
siria ACN pandemia covid-19 siria ACN pandemia covid-19 

Ayuda a la Iglesia Necesitada: nuevo plan de emergencia para Siria por el Covid-19

La fundación pontificia aporta más de medio millón de euros para apoyar a más de 20 mil familias cristianas de diferentes denominaciones religiosas afectadas por la pandemia.

Alina Tufani - Vatican News

Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) responde nuevamente a la dramática situación de los cristianos sirios,  agravada a causa de la pandemia de Covid-19 y las medidas adoptadas para su contención, como el cierre de los comercios, los colegios o el cese del transporte entre diferentes localidades. “La situación financiera de las Iglesias locales en Siria se encuentra al límite”, se lee en una nota publicada en el portal de ACN que anuncia el lanzamiento de una nueva campaña de ayuda con el aporte de más de medio millón de euros, que serán distribuidos entre unas 20 mil 550 familias cristianas de diferentes denominaciones: católicos, ortodoxos y protestantes.

“Cada familia recibirá una ayuda de 25 euros destinada a permitirles comprar alimentos y artículos sanitarios para protegerse del virus. Aunque no parece mucho, es casi la mitad del ingreso mensual de una familia siria y, por lo tanto, es vital”, explica el presidente ejecutivo internacional de la fundación ACN, Thomas Heine-Geldern. Además aseguró que  la subvención llegará a muchas personas lo antes posible y antes de que la pandemia se extienda aún más por el país.

El plan de emergencia de la fundación pontifica está subdividido en siete proyectos repartidos por puntos geográficos. Entre los beneficiarios se cuentan personas de ciudades destruidas por la guerra, como 6.190 familias de Alepo, 7.680 de Homs y 400 familias de Al-Hassakeh y Al-Qamishli, en el noreste de Siria, en la zona de la contienda bélica actual.

“Creemos que este nuevo programa de emergencia es una señal importante de aliento para nuestros hermanos y hermanas y les brinda no solo apoyo financiero sino también consuelo ”, asegura Heine-Geldern. El presidente internacional de la fundación sostiene que las personas en Siria están exhaustas debido a la guerra y las sanciones económicas y ahora también deben enfrentarse a un nuevo enemigo: el Covid-19.

Actualmente, la fundación apoya más de cien proyectos, pequeños y grandes, en Siria. Algunos se ven limitados debido a la pandemia, pero muchos continúan, como el proyecto «Gota de leche», que proporciona leche para cientos de niños pequeños y bebés.

Según la ACN, en estos nueve años de guerra civil los cristianos sirios han sufrido mucho. Si bien antes de 2011, los actos de discriminación a los cristianos eran raros y la emigración muy limitada, actualmente, los cristianos se sienten ciudadanos de segunda clase, abandonados por el gobierno y discriminados por los demás ciudadanos.

La fundación pontificia que desde hace años opera en el país explica que durante el conflicto, las propiedades de los cristianos fueron destruidas, saqueadas o vendidas muy por debajo del precio real y muchos han perdido su trabajo. A esta situación se suma las dificultades para hacer llegar la ayuda financiera debido a las sanciones, el cierre de fronteras y la caída del sistema bancario del vecino Líbano por la crisis político-social y la pandemia.

17 septiembre 2020, 15:06