Buscar

Vatican News

Polonia celebra la Semana de la Educación: “La belleza del verdadero encuentro”

Del 13 al 19 de septiembre se celebrará la décima edición de la Semana Nacional de la Educación, que busca "reflexionar sobre el rol fundamental que las relaciones con Dios y con el prójimo desempeñan en nuestras vidas". El lema para este año será "Construyamos lazos", de esta manera los Obispos polacos recuerdan las palabras de San Juan Pablo II: "Así como una planta necesita luz y calor para su desarrollo, el hombre necesita amor".

Ciudad del Vaticano

L’Osservatore Romano, el diario de la Santa Sede, en su edición de este 11 de septiembre, publica un artículo de Giovanni Zavatta, en la que trata la Carta Pastoral que los Obispos de Polonia han emitido con ocasión de la Décima Edición de la Semana Nacional de Educación, que se llevará a cabo del 13 al 19 de septiembre, bajo el lema "Construyamos lazos".

Reflexionar sobre el rol de las relaciones con Dios y el prójimo

En la Carta Pastoral de la Conferencia Episcopal de Polonia se invita a los padres, los maestros y todos aquellos que se preocupan por el crecimiento de los niños y los jóvenes a "reflexionar sobre el papel fundamental que las relaciones con Dios y el prójimo desempeñan en nuestras vidas". Y se recuerda que, “durante la epidemia, muchos de nosotros echamos de menos a parientes, amigos, conocidos. En las conversaciones telefónicas a menudo escuchamos: ‘Tan pronto como esto termine, debemos reunirnos’. Vale la pena mantener esas promesas. En una época en la que las relaciones mutuas se expresan a menudo sólo mediante contactos a través de los medios electrónicos, el deseo de hablar y de conocer verdaderamente a otras personas ha despertado en los corazones de muchos. No deberíamos ahogarlos”.

Construir lazos maduros y profundos basados en el amor

Por ello, han elegido como lema: "Construyamos lazos". Con esto los Obispos recuerdan las palabras de San Juan Pablo II: "Así como una planta necesita luz y calor para su desarrollo, el hombre necesita amor" (Ángelus del 26 de diciembre de 1982). La construcción de lazos maduros y profundos basados en el amor es, de hecho, una condición para la eficacia del proceso educativo. Y el cierre impuesto por la pandemia Covid-19 se ha convertido en una oportunidad para que muchos reflexionen sobre el significado de la vida: "Estar en casa con nuestros seres queridos nos ha permitido ver más claramente lo que realmente está dentro de nosotros. Tal vez hemos sido capaces de distinguir los valores en torno a los cuales se centran nuestras vidas, las emociones, las debilidades y las fortalezas de las relaciones mutuas han surgido. Un período dramático como una oportunidad para probarnos a nosotros mismos, como una experiencia de crecimiento.

Individualismo y falta de lazos sociales, males de nuestro tiempo

La Carta señala además, el individualismo y la desaparición de los lazos sociales, como uno de los males de nuestro tiempo, a pesar de que cada uno de nosotros tiene "una profunda necesidad de una relación". Como la mujer de la parábola de la moneda perdida: "Alégrense conmigo, porque he encontrado la moneda que había perdido" (Luca, 15, 9). Espontáneamente comparte su alegría con sus amigos y vecinos. En un período de restricción causado por la epidemia, muchos se han dado cuenta de la importancia de la práctica de la fe compartida, de la vuelta a las formas ordinarias de religiosidad: esto puede haber ayudado a fortalecer la relación personal con Dios. "Descubrimos cada día – escribe el Episcopado polaco – la presencia de Jesús, el mejor y más importante amigo de nuestras vidas. Ayudemos a nuestros alumnos en esto. Una relación personal con Jesús, que ya no nos llama siervos sino amigos (Juan, 15, 15), es fundamental para nuestra vida de fe. En una relación así, todas las relaciones con nuestros vecinos se vuelven aún más importantes, adquiriendo un significado completamente nuevo y más profundo".

Educar al uso maduro de los medios electrónicos

En el documento se dedica un amplio espacio a la educación en el uso maduro de los medios electrónicos. Los medios de comunicación social "han demostrado recientemente ser una ayuda inestimable en la práctica de la fe. Gracias a las transmisiones en línea, muchas personas han tenido la oportunidad de contactar con su Iglesia parroquial, para asistir a la Misa, la oración común o el retiro de Cuaresma. Se popularizaron las grabaciones de valiosas homilías y se visitaron sitios web que contenían textos o películas sobre temas religiosos. Esta experiencia enseña lo importante que es la tarea educativa para moldear la actitud hacia el buen uso de los medios digitales". Pero hay, señalan los Prelados, la otra cara de la moneda: "El uso prolongado e irreflexivo de Internet o de los juegos de ordenador nos quita tiempo que podríamos dedicar a la oración, al desarrollo de relaciones verdaderas y profundas, a la lectura o al trabajo precioso". Educar, en este caso, a la capacidad de esperar, a diferenciar las diferentes lógicas, a posponer el deseo difiriendo su satisfacción. Asesoramiento, sugerencias que se aplicarán también al flujo de información practicado con la enseñanza a distancia proporcionada por las escuelas y universidades: entre los objetivos que se tienen en cuenta en la educación y la formación debe figurar el de formar las aptitudes de un movimiento responsable en el mundo de los medios de comunicación social.

Educar en la fe a los hijos

También se ha evidenciado que, "nada puede reemplazar la participación a la Misa, con los hermanos y hermanas reunidos en la Iglesia. En una situación en la que era imposible por razones fuera de nuestro control, tuvimos la oportunidad de experimentar cómo nuestros hogares son verdaderamente Iglesias domésticas. Muchas familias han reavivado sus oraciones juntas, por ejemplo leyendo las Sagradas Escrituras. De parte de los Obispos un agradecimiento a los padres que, "en el espíritu de responsabilidad por la fe de sus hijos, han cumplido con los deberes de primeros e importantes catequistas aún más que antes".

Ayudas y materiales en formato electrónico

Debido a la emergencia sanitaria, las ayudas y materiales que se utilizarán durante la Semana, promovidas como siempre por la Comisión de Educación Católica, este año se ponen a disposición de las diócesis y de todos los interesados sólo en forma electrónica. Además de los textos tradicionales (la Biblia, el YouCat, la declaración del Concilio Nostra aetate, los crucigramas temáticos, los extractos de libros como Cruzando el Umbral de la Esperanza de Juan Pablo II y Vittorio Messori) que se utilizarán para la liturgia, las conferencias y los congresos, se han preparado materiales audiovisuales específicos.

11 septiembre 2020, 13:23