Buscar

Vatican News
Paraguay Paraguay  (AFP or licensors)

Obispos del Paraguay: responsabilidad para combatir estragos del Covid-19

El episcopado exhorta a seguir rigurosamente las indicaciones de las autoridades sanitarias, pero también a intensificar las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad que son el antídoto del Señor para las situaciones difíciles.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“Nunca como ahora hemos sido llamados a darnos cuenta de cuánto la responsabilidad personal es un bien para todos”. Así lo afirman los obispos de Paraguay en un mensaje dirigido a los ciudadanos para que, hoy, más que nunca, demuestren un sentido cívico y caritativo ante el momento difícil que vive el país por la cantidad de contagios y fallecidos a causa de la pandemia de Covid-19, especialmente, en Asunción, la capital, y las provincias de Central y Alto Paraná.

A firma del presidente de la Conferencia episcopal paraguaya (CEP), monseñor Adalberto Martínez Flores, el mensaje exhorta a los fieles cristianos y a todas las personas de buena voluntad a seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y a adoptar las medidas de cuidado personal y comunitario con obediencia y respeto a fin de para mitigar los contagios y la pérdida de vidas humanas.

“Quien acepta las reglas y el comportamiento necesarios para defenderse del contagio contribuye a limitarlo para los demás. Sería una regla de convivencia que observar en todo momento en esta emergencia, en todos los niveles, pero en la situación actual está claro que todos somos corresponsables para bien o para mal”, afirma mons. Martínez.

Un reconocimiento y agradecimiento de la CEP va dirigido a quienes están en primera línea para defender la vida y la salud de los enfermos por la COVID-19: médicos, enfermeras y enfermeros, así como todo el personal sanitario y quienes colaboran con ellos en esta batalla. “Algunos han ofrendado su vida en ese abnegado y arriesgado servicio”, afirma el mensaje en el que los obispos aseguran sus oraciones para que el Señor, "que no se deja ganar en generosidad", les recompense por su testimonio de amor al prójimo.

Por último, el episcopado llama a la comunidad eclesial para que intensifiquen sus oraciones y los ayude a vivir las virtudes de la fe, de la esperanza y de la caridad, que serán el antídoto necesario para superar con éxito la situación de crisis causada por la COVID-19.

Paraguay atravesó, este fin de semana, la barrera de las 500 muertes por coronavirus, con cerca de 28 mil casos positivos y con la curva de contagios en ascenso desde el pasado mes de agosto. El Ministerio de Salud ha reconocido que agosto y lo que va de septiembre han sido los meses más letales y la curva contagios seguirá en aumento en las próximas semanas. En la actualidad, casi 600 personas están hospitalizadas de las cuales unos 140 en unidades de terapia intensiva. 

16 septiembre 2020, 16:08