Buscar

Vatican News
Card Baltazar Enrique Porras Cardozo Card Baltazar Enrique Porras Cardozo 

Venezuela. Cardenal Porras: “La disensión no puede ser jamás un delito”

El arzobispo manifestó su satisfacción por la liberación de más de 100 presos políticos, aunque advirtió que debió haberse dado con mayor antelación y pidió la liberación de los que aún permanecen encarcelados.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

“Si hay algo que es difícil de justificar en el mundo de hoy que quiere llamarse democrático, es la existencia de presos políticos, puesto que la disensión y opinar de manera distinta no es ni puede calificarse nunca como delito”. Así lo expresó el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y administrador de la arquidiócesis de Caracas, en una entrevista a Unión Radio sobre indulto decretado el 31 de agosto en beneficio de 110 personas, así como por la medida de excarcelación previa otorgada por el gobierno al diputado Juan Requesens.

El purpurado venezolano manifestó su satisfacción por el gesto, ya que “lo humanitario está por encima de todo en la vida, poder estar entorno a la familia (…), lo central debe ser el sentido de la dignidad de la vida y de la persona humana”. Sin embargo, al ser interpelado sobre las polémicas y el debate por las cuestiones jurídicas o políticas que llevaron a la liberación, el cardenal afirmó que fue una medida con un fuerte carácter humanitario, pero “no hay duda que nadie da nada gratuitamente”, que se trata de “algo político”, pero hay que “seguir adelante” y pensar en el bien de la sociedad venezolana: “Si el régimen hizo esto, que otros pasos hay que dar para restituir tanto el orden social como el orden económico, la participación, las libertades..” enfatizó.

Al repudiar las “lamentables condiciones” en las que se encontraba el diputado Requenses, el cardenal Porras dijo que “este gesto debió haberse dado con mayor antelación”. También recordó que aún queda bajo rejas toda una serie de personas del mundo militar y civil. "Dios quiera que podamos vernos libres de este tipo de presos que indudablemente, tocan la fibra más cercana al corazón", afirmó el arzobispo.

Una serie de otros temas fueron tocados en la amplia entrevista donde el cardenal Porras puso de relieve que la Iglesia ha insistido siempre en la necesidad del diálogo, sin insultos o batallas estériles en las redes sociales. “Uno no habla con quien quiere, sino con quien le toca y con quien debe, y eso es lo que en momentos como éste la discusión no puede estar en lo accesorio, hay que ir a lo esencial, se trata del bienestar colectivo que tiene que crecer, que debe estar por encima de cualquier diferencia y es lo que nos permite poner en claro la profunda crisis que estamos viviendo y que tiene en su primer responsable al propio régimen”, reiteró.

04 septiembre 2020, 11:43