Buscar

Vatican News
Bangladesh  misionero americano Richard William Timm Bangladesh misionero americano Richard William Timm 

Bangladesh. Dolor por la muerte del misionero americano Richard Timm

"Amaba su misión en Bangladesh y por los pobres, a quienes se les niegan sus derechos”, recuerda el padre James Cruze, provincial local de los Padres de la Santa Cruz, Congregación a la que pertenecía el difunto misionero.

Lisa Zengarini – Vatican News

Una vida dedicada a la misión y promoción de la educación, el desarrollo y la justicia social en Bangladesh, país en el que vivió durante más de seis décadas. La Iglesia bengalí y no sólo, lamenta la muerte del Padre Richard William Timm, misionero católico americano de la Congregación de la Santa Cruz (CSC) que murió el 11 de septiembre a la edad de 97 años en el hospital de South Bend, Indiana, donde fue hospitalizado debido al empeoramiento de su salud.

Nacido en 1923 en la ciudad de Michigan, el padre Timm fue ordenado sacerdote en 1949 y, tras obtener un doctorado en biología en la Universidad Católica de América, en 1952 fue enviado como misionero a la entonces Bengala Oriental en Pakistán, donde permanecería hasta 2016. Después de su llegada a Daca comenzó y dirigió el Departamento de Ciencias del Colegio de San Gregorio de la Congregación de la Santa Cruz, que más tarde se convirtió en el Colegio de Notre Dame, considerado hoy en día uno de los centros educativos de excelencia en Bangladesh. Profesor, zoólogo y biólogo de renombre internacional, escritor y orador, también se hizo famoso por su extraordinario compromiso social y defensa de los derechos humanos de los más pobres y vulnerables, contribuyendo, entre otras cosas, a la fundación en 1974 de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Bengalí y trabajando para Caritas Bangladesh. Por este compromiso fue galardonado con varios premios prestigiosos, como el "Ramon Magsaysay Award" - el "Premio Nobel" de Asia - y en 1978 el "Pro Ecclesia et Pontifice", el más alto honor otorgado por el Papa a religiosos y laicos por su compromiso por la Iglesia.

La noticia de su muerte fue recibida con gran dolor en Bangladesh. "Amaba su misión en Bangladesh y por los pobres a quienes se les niegan sus derechos. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para defenderlos", recuerda el padre James Cruze, provincial local de los Padres de la Santa Cruz, a la agencia Ucanews. "El padre Timm fue un gran hombre, un misionero, que contribuyó mucho al desarrollo de Bangladesh, primero en el sector de la educación y luego en el de las ONG. La Iglesia bengalí siempre lo ha estimado y le estamos agradecidos", afirmó por su parte Monseñor Gervas Rozario, vicepresidente de la Conferencia Episcopal bengalí.

La Embajada de los Estados Unidos en Daca se unió al luto por su muerte: "Como educador, científico, humanista y promotor del desarrollo y la justicia social, representó lo mejor de América", se lee en un comunicado, su vida y su trabajo han tocado a muchas personas". El pesar por la muerte del Padre Timm también fue expresado por varios exponentes no católicos del país que apreciaron sus habilidades y su gran humanidad.

17 septiembre 2020, 12:52