Buscar

Vatican News
Cura Brochero patrono fuerza armada Argentina Cura Brochero patrono fuerza armada Argentina 

El Cura Brochero declarado Patrono de la Fuerza Armada de Despliegue Rápido

El Ordinario Militar de Argentina, Monseñor Santiago Olivera, aprobó la solicitud de proclamar al Cura Brochero "Patrono de las Fuerzas Armadas". En particular, el Santo será el protector de la "Fuerza de Despliegue Rápido" (FDR) del ejército argentino.

Isabella Piro – Vatican News

"Un modelo de servicio y dedicación que puede inspirar y guiar la noble profesión militar": con esta motivación, el Ordinario Militar de Argentina, Monseñor Santiago Olivera, aprobó la solicitud de proclamar al Cura Brochero "Patrono de las Fuerzas Armadas". En particular, el Santo será el protector de la "Fuerza de Despliegue Rápido" (FDR) del ejército argentino. Con un decreto especial del 31 de agosto, por lo tanto, el prelado aceptó la petición hecha por el Comandante del FDR. "Personalmente -explicó el prelado- esta petición fue motivo de gran alegría cristiana, porque fui obispo de la diócesis de Cruz del Eje que conserva, como un gran tesoro, los restos mortales de este Santo, el primero que nació, trabajó y murió en Argentina. Del Ordinario Militar, por último, la invitación a los fieles a conmemorar al Cura Brochero el 16 de marzo "con particular devoción".

Una vida dedicada a los más pobres

El sacerdote diocesano conocido como "Cura Brochero", José Gabriele del Rosario Brochero, nació en 1840 en la zona de Córdoba y dedicó su vida a ayudar a la gente, llevando ayuda donde se necesitaba. Durante días y días, de hecho, viajaba kilómetros a lomo de burro, cruzando zonas inhóspitas, precisamente para acercarse a todos. Murió en enero de 1914 en Villa del Tránsito, que poco después fue rebautizada como Villa Cura Brochero. Era una figura particularmente querida por el Papa Francisco que, en su mensaje para la Beatificación de septiembre de 2013, lo definió como "un pionero en salir a las periferias geográficas y existenciales para llevar el amor y la misericordia de Dios a todos".  Canonizado por el Papa Bergoglio el 16 de octubre de 2016, junto con otros seis beatos, es recordado por el Pontífice entre aquellos que "han alcanzado la meta, han tenido un corazón generoso y fiel, gracias a la oración: rezaron con todas sus fuerzas, lucharon y vencieron".

03 septiembre 2020, 11:00