Buscar

Vatican News

Hermano Eugene: “La muerte de Frère Roger una llamada a la paz y reconciliación”

Este 16 de agosto, se conmemoran 15 años de la muerte fundador de la Comunidad Ecuménica de Taizé, Frère Roger. Sobre su vida, su mensaje y su herencia nos habla en esta entrevista, el Hermano Charles Eugene, miembro de la Comunidad de Taizé.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“La herencia más grande que nos dejó el Hermano Roger, es quizás su llamada a hacer con coraje, con perseverancia, hombres y mujeres de paz y de reconciliación a pesar de todo lo que puede pasar. La comunión es una de las palabras claves de su vida y quizás también las tres pequeñas palabras que dejó en la regla de Taizé para resumir la vocación de los hermanos: alegría, sencillez y misericordia”, lo dijo el Hermano Charles Eugene, miembro de la Comunidad de Taizé, al recordar que este 16 de agosto, se cumplen 15 años de la muerte del fundador de la Comunidad Ecuménica de Taizé, Frère Roger.

La muerte de Frère Roger una llamada a la paz y reconciliación

Al recordar que un 16 de agosto de 2005, Frère Roger fue asesinado por una mujer rumana, una señora desequilibrada, durante la oración vespertina en la iglesia de la Reconciliación de Taizé, el Hermano Charles Eugene señaló que, “su muerte queda un poco como un misterio. Porque no había ninguna razón y la señora no tenía ninguna razón clara. La cosa un poco extraordinaria – preciso el Hermano Eugene – es que esta muerte violenta se transformó desde el día siguiente en una luz que iluminó su vida, se habló de su muerte, pero no solamente de su muerte, sino que también de su vida y de su mensaje en todo el mundo en ese momento y es así cómo se hizo salir su llamada a la paz y la reconciliación”.

Entrevista al Hermano Charles Eugene

La búsqueda de la unidad de los cristianos y de los hombres

Asimismo, el Hermano Charles Eugene recordó que, Frère Roger vivió su búsqueda por la unidad de los cristianos y la unidad de los hombres sobre todo a través de signos, “él hablaba, por ejemplo, de la importancia de anticipar la reconciliación”. Nuestra Comunidad, afirmó el Hermano Eugene, anticipó cuando ya era formada solamente de hombres protestantes en los primeros años, la comunión con el Obispo de Roma. “Anticipar – precisó el Religioso – quiere decir, vivir con antelación, vivir ya con antelación lo que se espera y lo que se prepara y creo que el Hermano Roger decía esto, el Hermano Roger vivía esta anticipación, él dijo un día públicamente en la Basílica San Pedro al Papa Juan Pablo II, durante un Encuentro Europeo de Jóvenes: ‘he reconciliado en el fondo de mi ser la fe de mi origen protestante con la fe de la Iglesia católica, sin renegar a nadie’. Creo que esta frase es como una llave de la vida del Hermano Roger que aún no hemos terminado de profundizar”.

Comunidad de Taizé
Comunidad de Taizé

Vivir la reconciliación según el Evangelio

Frère Roger, fue el fundador de la Comunidad Ecuménica de Taizé. Roger Louis Schutz nació el 12 de mayo de 1915 en Provenza, un país de la Suiza francófona. Hijo de un pastor protestante y biblista, el joven Roger, se graduó en Literatura y en Teología en Lausana. En 1940, Roger dejó su familia movido por el deseo de construir una “vida de comunidad en la que la reconciliación según el Evangelio, sería vivida en una realidad concreta” y se dirigió al país natal de su madre, Francia. En bicicleta, en el mes de agosto, llegó a Taizé, una aldea de la región de Borgoña y allí tuvo la intuición de fundar una Comunidad que pudiera ofrecer una forma de fraternizar entre las personas, que la guerra y las religiones a menudo habían dividido dramáticamente. Así, en plena Segunda Guerra Mundial, empezaron a llegar a Taizé refugiados de todo el mundo, muchos judíos, y sobre todo jóvenes atraídos por la espiritualidad del fundador.

15 agosto 2020, 07:00