Buscar

Vatican News

Obispos de Nigeria: 40 días de oración para poner fin a la violencia

Invocar la ayuda de Dios para poner fin a la crisis nacional: por esta razón la Conferencia Episcopal de Nigeria establece "40 días de oración para la salvación del país", del 22 de agosto al 30 de septiembre. Hace una semana el Papa Francisco también rezó por los nigerianos víctimas de la violencia y los ataques terroristas. Padre Patrick Alumuku, Director de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Abuja: "Todos los nigerianos esperan la paz en este momento".

Andrea De Angelis e Isabella Piro – Ciudad del Vaticano

Un país demasiado olvidado, un escenario de masacres ante el cual no se puede callar, incluso las noticias que llegan de Nigeria pasan desapercibidas en los medios de comunicación. Esta semana los combatientes yihadistas tomaron como rehenes a cientos de civiles en la ciudad de Kukawa en el norte del país. Un avance que lleva a un control progresivo de las poblaciones en el territorio de la región del Lago Chad. En más de diez años de violencia han muerto más de 36.000 personas en la parte noroccidental de Nigeria. La iniciativa de los "40 días de oración para la salvación del país" – como se puede leer en el sitio web de Recowa-Cerao, la Conferencia Episcopal Regional de África Occidental – tiene por lo tanto la intención de invocar la ayuda de Dios para poner fin a esta terrible crisis. Terminará el 30 de septiembre, la víspera del Día de la Independencia.

La oración diaria

Durante estos días se invita a los fieles a recitar diariamente al mediodía, después del rezo del Ángelus, un Padre Nuestro, tres Avemarías y un Gloria al Padre. Sin embargo, el 1 de octubre, para celebrar la independencia nacional, los Prelados nigerianos recomiendan que se rece el Rosario, especialmente los Misterios Dolorosos. La oración también llegó desde la ventana de la Plaza de San Pedro, el mismo día de la Asunción. Al final del Ángelus, el Papa recordó la dramática situación que se vive en el país africano:

"Hoy – dijo el 15 de agosto pasado – quiero rezar en particular por la población de la región septentrional de Nigeria, víctima de la violencia y los atentados terroristas".

El enorme sufrimiento de la población

"Parece que se está tratando de crear una gran crisis en el país, los Obispos están tratando en cambio de caminar por el camino de la paz y esta oración es particularmente importante, todos los nigerianos están esperando la paz en este momento”. Así el Padre Patrick Alumuku, Director de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Abuja, en una entrevista con Vatican News revela cómo "hay muchos asesinatos en este período, especialmente en el norte de Nigeria y sobre todo entre los cristianos". "Día tras día, semana tras semana las masacres continúan, pero no se hace nada", continúa, señalando que "el sufrimiento es tan grande que nadie puede entender lo que está pasando. En algunos casos, las comunidades de musulmanes también son atacadas, pero los cristianos en particular se ven afectados". "La ocupación es lenta, pero progresiva: lentamente los combatientes incendian las casas, matan y así ocupan los territorios", afirma el Padre Alumuku.

La gratitud al Papa Francisco

"Toda Nigeria recibió la oración del Papa con alegría, porque por primera vez en este período tuvimos apoyo del extranjero", dijo el sacerdote nigeriano con emoción, expresando la gratitud de toda la comunidad cristiana al Papa Francisco. "Verdaderamente estamos agradecidos al Papa, este apoyo da voz a lo que repetimos: la vida es importante, nadie debe quitársela a nadie, sea cristiano o musulmán". "Por esta razón – concluye el Padre Alumuku – las palabras del Papa pronunciadas para Nigeria en el día de la Asunción han sido acogidas con alegría en nuestro país".

Las masacres no se detienen

Las decisión de celebrar un largo período de oración se debe al clima de grave inseguridad y violencia que reina en el país africano, debido a los ataques perpetrados en los últimos meses por diversos grupos militantes que, entre secuestros y asesinatos, se han dirigido a los cristianos, tanto que se ha hablado de "genocidio" por muchos lados. Una situación que el Cbcn denuncia y deplora enérgicamente, pidiendo al gobierno que "ponga fin de forma decisiva a la matanza de inocentes". “Todos estamos cansados de esta situación – los Prelados escriben en una nota – nuestros corazones están sangrando y estamos cada vez más preocupados por las masacres en curso”.

El llamamiento a la clase política

De ahí el llamamiento a las autoridades competentes para que garanticen que "los autores de los asesinatos sean llevados ante la justicia", porque "donde no hay justicia no puede haber paz y donde no hay paz no puede haber desarrollo". Sobre todo, el Cbcn recuerda que "nunca habrá un desarrollo sostenible construido sobre la base del derramamiento de sangre de personas inocentes brutalmente asesinadas por los fundamentalistas". Luego, invitando a los líderes políticos a no explotar tales asesinatos, los Prelados reiteran: "La pérdida de la vida de cualquier nigeriano no ayuda a promover ninguna religión ni ningún proyecto político". Por otra parte, al considerar las promesas hechas por el actual gobierno durante la campaña electoral, la Iglesia de Abuja pide al ejecutivo que "erradique la corrupción, garantice la seguridad de la vida y la propiedad privadas, haga crecer la economía, cree empleos y un entorno propicio para el desarrollo del sector privado". Al mismo tiempo, los Prelados señalan que el Gobierno ha prometido a los nigerianos "un aumento significativo del suministro de electricidad, una atención de la salud de calidad y asequible para todos y la renovación del sector de la educación". "Estas promesas han permanecido en un recuerdo lejano", escribe la Iglesia nigeriana, "pero son "prioridades".

El perdón y la reconciliación

Luego, dirigiendo una oración a todos los afectados por los ataques, los Obispos dicen que confían en Dios para hacer "lo que es humanamente posible para asegurar la prosperidad y la libertad de todos los nigerianos". "Debemos ser instrumentos de perdón y reconciliación – concluye el Cbcn – y recorrer el camino de la justicia y la paz para todos en el país. Que Dios nos dé el valor para trabajar por esto y bendecir a Nigeria". Además, la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN) convocó un Día de Oración Ecuménica Nacional para el domingo 23 de agosto, en el que se invitó a todos los fieles a unirse a la iniciativa. En particular, en una nota firmada por el Secretario General, Daramola Joseph Bade, los miembros de la CAN instaron a las iglesias del país a dedicar al menos 15 minutos de tiempo en esa fecha para ofrecer oraciones colectivas.

22 agosto 2020, 10:17