Buscar

Vatican News
US-PROTESTS-CONTINUE-AFTER-KENOSHA,-WI-POLICE-SHOOTING-OF-JACOB- Imagen de archivo  (2020 Getty Images)

Dolor de las Iglesias estadounidenses por los hechos de Kenosha

Permanece alta la tensión en Kenosha, Wisconsin, tras la muerte de dos manifestantes a manos de un joven armado durante las protestas por el caso de Jacob Blake, herido por la policía el 23 de agosto

Lisa Zengarini – Vatican News

Las tensión siguen siendo alta en Kenosha, Wisconsin, después del fallecimiento de dos manifestantes a manos de un joven armado, de 17 años de edad, durante los enfrentamientos y las protestas a raíz de la grave lesión que un agente de la policía le ocasionó a Jacob Blake, el afroamericano herido por la espalda el 23 de agosto.

No a la violencia si se quiere paz y justicia

Sobre esta cuestión intervino el arzobispo de Milwaukee, Monseñor Jerome Edward Listecki, quien – en una nota publicada en el sitio web de la diócesis – lanzó un llamamiento contra el racismo y la violencia que, en su opinión, "jamás puede ser el medio para lograr la paz y la justicia". Y subraya:

“Los pecados de la violencia, la injusticia, el racismo y el odio deben ser eliminados de nuestras comunidades con actos de misericordia, con la protección y el cuidado de la dignidad de cada persona humana, con el respeto del bien común y con una búsqueda incansable de la igualdad y la paz”

Indignación del Consejo Nacional de Iglesias

También el Consejo Nacional de Iglesias expresó, el pasado día 26, su "indignación" por este nuevo caso de violencia policial contra un afroamericano. De hecho, en una declaración también recuerda los asesinatos, y de otros afroamericanos, a manos de la policía, el último de los cuales ocurrió apenas un día antes de que Blake fuera herido en Lafayette donde Trayford Pellerin perdió la vida.

¿Cuándo terminará todo esto?

"La noticia de estos trágicos acontecimientos es desmoralizante y nos hace preguntarnos cuándo terminará todo esto", se lee en la nota tomada del sitio web del Consejo Mundial de Iglesias. En la declaración se subraya la urgencia de reformar el cuerpo de la policía en los Estados Unidos y de cambiar su formación:

“Estamos cansados, pero no lo suficiente como para continuar nuestra batalla por el cambio y la justicia”

“Basta de racismo, supremacía blanca y prejuicios inconscientes”

“El hecho de que estas injusticias continúen después de meses de fuertes protestas por las muertes de George Floyd, Breonna Taylor y Ahmaud Arbery y de muchos otros, indica cuán malgastados están nuestros sistemas y cuánto trabajo queda por hacer para terminar con el racismo, la supremacía blanca y los prejuicios inconscientes", concluye el Consejo Nacional de Iglesias.

28 agosto 2020, 13:05